Saltar al contenido

¿Cómo cuidar una chinchilla?

¿De dónde proceden las chinchillas?

Las chinchillas son animales originarios de las montañas de los Andes. Estos pequeños vivían en zonas de más de 4.000 metros de altitud situadas entre Argentina, Chile, Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia. Aunque parezca un animal frágil, su frondoso pelaje le permite soportar climas secos y de bajas temperaturas, típicos de las altas cumbres de esta cordillera. Su nombre proviene del quechua, “chin” (silencioso), “shinchi” (fuerte) y el diminutivo “lla”, con referencia a su pequeña envergadura.

Comportamiento de las chinchillas

Las chinchillas son animales nocturnos, por lo que su actividad incrementa durante las noches. En cautividad se suelen adaptar al horario de sus dueños. Son gregarias y les encanta vivir en grupo o mantener relación con otros de su especie. Les encanta saltar, trepar y corretear, y como son tan ágiles, flexibles y rápidas pueden escapar con facilidad.

En general son mascotas muy sociables, y en cuanto cogen la confianza suficiente les encanta que las acaricies y premies con alguna golosina. Tienen una gran inteligencia, percatándose rápidamente de tu amistad, mostrando cómo se siente mediante chillidos y pequeños bocaditos de afecto.

Suelen ser muy asustadizas. Al principio puede tardar un tiempo en acostumbrarse a su entorno y al dueño. También hay que tener cuidado con los extraños, no les gusta ser manipulados por cualquiera. Intenta evitar esos malos ratos ya que pueden soltar pelo debido al estrés, puediendo llegar a liberar unos chorros de orina con una fuerte olor si se sienten atacadas.

¿Que comen las chinchillas?

Las chinchillas son animales herbívoros, aunque pueden comer algún insecto pequeño excepcionalmente. No son animales granívoros, así que no comen semillas ni granos. Su alimentación se basa en 3 principales componentes, 75% de heno, 20% de pienso y 5% de frutas y verduras.

Es muy importante el aporte de agua en la dieta. Las chinchillas deben disponer siempre de agua limpia y fresca.

  • Heno: Es el alimento base de estos roedores ya que aporta la principal parte de fibra y celulosa necesaria. Estos elementos son necesarios para que el intestino esté en continuo movimiento. Además favorece el desgaste de los dientes. Se recomienda suministrar diferentes tipos de heno como el de diente de león, el heno de fleo, el de cardo mariano, o el de alfalfa.
  • Pienso o pellets: Es importante que el pienso sea de calidad y adecuado, ya que también es un aporte importante en su alimentación. El pienso es un 20% de aportación diaria, que puede ser un 15% de pienso y 5% de mixuras (diferentes tipos de alimentos adecuados para chinchillas). Las mixuras no se deben dar como sustituto de pienso. La cantidad de pienso diaria recomendada es de unos 30 gramos, que equivale aproximadamente a un puñado de pienso.
  • Fruta y verduras: Esta parte da la alimentación solo constituye un 5% de su alimentación. Constituyen un gran aporte de vitaminas y minerales, pero se recomienda un aporte moderado, sobre todo de fruta ya que pueden generar diarreas. La fruta mas recomendada es la manzana, aunque se pueden dar otras y siempre sin hueso. De verduras, las más apropiadas son hojas de zanahoria, las de escarola, la rúcula, las acelgas, los canónigos, las espinacas, etc… Evita los vegetales que tienen mucho agua.
  • Golosinas o premios: Siempre con moderación y en muy pequeñas cantidades, cuando la alimentación de la chinchilla sea la adecuada. Puede darle frutos secos sin sal, como pipas de girasol, avellanas, nueces o almendras, verás lo que le encantan. Siempre que tengas que premiar a tu mascota, dale un fruto seco.

Tienen un aparato digestivo muy delicado, y los cambios bruscos en sus dietas o a los alimentos inapropiados, que pueden provocarles diarreas. Por lo tanto si tienes que introducir un alimento nuevo en su dieta tiene que ser poco a poco.

¿Cómo bañar una chinchilla?

Cuando llega la hora de la limpieza, debes saber que nunca hay que mojar a la chinchilla, a no ser que sea la única solución. Decimos que no se deben mojar por que puede ocasionar problemas de salud. Cuando se mojan, resulta complicado secarlas completamente, no quitar la humedad que queda podría causar infecciones en la piel, hongos, dermatitis, e inlcuso un resfriado o neumonía. Además, el champú puede irritarle las mucosas.

Lo más recomendable es que las bañes con polvo o tierra pura. La mejor opción es usar marmolina, ya que es la arena preferida. Basta con poner en un recipiente hondo, unos 2 cm de arena. Este recipiente se tiene que introducir en la jaula, así la chinchilla cuando lo vea se restregará el pelaje contra la arena para limpiarse.

La frecuencia del baño dependerá de la humedad del ambiente. Cuanta más humedad tenga, más baños necesitará. Normalmente con un baño o dos cada 2 semanas es suficiente. Si se bañan con mucha frecuencia puede causarle sequedad y heridas en la piel, y al contrario, si no se bañan pueden generar aceites corporales que pueden desarrollar enfermedades.

En época de muda, en primavera y otoño, hay que cepillarla para eliminar los pelos que quedan sueltos y no se caen. El cepillado debe realizarse con delicadeza, sin sujetarla con fuerza, ya que se puede asustar haciendo que pase un mal rato. Además si se asustan pueden soltar el pelo que sujetas para poder liberarse.

Enfermedades comunes de las chinchillas

Las chinchillas domésticas no son tan resistentes como las razas en estado salvaje. Pero éstas son más adaptables al clima de los hogares. Cuando una chinchilla tiene unos cuidados básicos y un entorno apropiado no tiende a caer enferma. Si tu mascota tiene una buena alimentación, un refugio adecuado, y su hábitat no está expuesto a corrientes de aire pero si está bien ventilado. Si cumples estos requisitos gozará de una buena salud.

Afecciones más frecuentes en las chinchillas:

  • Golpe de calor: Gracias a las características de su pelaje, las chinchillas soportan muy bien las bajas temperaturas. Pero cuando llegan los meses calurosos o están expuestas a focos de calor y la temperatura es superior a 20ºC puede afectarles a su salud. Los principales síntomas son problemas para inhalar aire, se mantiene tumbada, agitada o con saliva espesa y además hace calor, posiblemente se trate de un golpe de calor. Para evitar que vaya a más, hay que bajar la temperatura ambiente, o envolverla con una toalla húmeda para que baje su temperatura corporal. Seguidamente hay que llamar al veterinario y seguir sus instrucciones.
  • Alopecia: Esta afección puede mostrar en varias etapas de su vida. Durante la lactancia, las crías pueden arrancar pelo. Debido al estrés, al sentirse insegura o por estar a una temperatura inadecuada. Y por último, puede ser debido a la tiña o la dermatofitosis. Cuando se observa alopecia hay que acudir al veterinario para que diagnostique su origen. Hay que tener cuidado con la tiña por que es una enfermedad zoonótica.
  • Úlcera corneal: Aunque es una posibilidad remota, alguna vez se les mete arena en los ojos durante sus sesiones de baño. En la mayoría de casos el problema no trasciende a más, pero sí que hay probabilidades de generar una úlcera en la cornea. Los síntomas comunes se aprecian en los ojos, comienzan a perder su color natural por un tono grisáceo o blanquecino. También puede tener los ojos entreabiertos, debido a la incomodidad. Debes acudir al veterinario para que le haga limpieza del ojo para arrastrar la arena.
  • Anillos de pelo: Cuando llega la época de celo es probable que al macho se le enganche pelo alrededor del pene formando un anillo de pelo. Como consecuencia de esto, puede llegar a estrangularlo sin permitir que llegue la sangre e incluso que el animal no pueda orinar. Hay que observar los genitales de los machos de forma regular. Si sufre esta afección podrás ver que el pene sobresale de su orificio y que hay restos de pelo. Debes acudir al veterinario para que soluciones este problema.
  • Diarrea: Esta afección es mas habitual que en otros animales debido a que el sistema digestivo de las chinchillas es delicado. Los cambios bruscos de alimentación, alimentos mal conservados, alimentos con gran cantidad de agua o alimentos no adecuados pueden dar lugar a diarrea. Si se observan heces blandas o líquidas, hay que acudir al veterinario. Así se localizará el problema, descartando infecciones o bacterias. Al ser animales tan pequeños pueden deshidratarse fácilmente pudiendo llegar a morir.
  • Parásitos intestinales: Estos parásitos suelen aparecer cuando la jaula de la chinchilla no tiene una buena higiene. También cabe la posibilidad de que otro animal se los haya contagiado, o que si es muy reciente la adopción, se haya adoptado con esta afección. Sus síntomas son pérdida de pelo, malestar y diarrea. En caso de tener más de una mascota, hay que separarlas como medida de precaución. Hay que acudir al veterinario para que proporcione el tratamiento adecuado.
  • Parásitos externos: No es habitual que una chinchilla tenga parásitos externos en su pelaje. La disposición de su pelo no favorece su arraigo pero puede tener en zonas libres de pelo algún parásito como garrapatas.
  • Maloclusión: Se trata del crecimiento excesivo de los dientes. Hay que acudir al veterinario para que los lime o los corte. Se puede prevenir añadiendo un complemento mineral a los animales afectados. El heno de calidad favorece el desgaste.
  • Tiña: Aparecen zonas alopécicas en cualquier parte del cuerpo pero más en zona de manos y cara. Requiere tratamiento supervisado por un veterinario, medicación tópica y/o oral.

Enfermedades bacterianas y virales:

  • Bordetelosis: Esta enfermedad la causa la bacteria Bordetella bronchiseptica. Provoca problemas respiratorios en tu mascota, que incluso puede transmitir a las personas.
  • Salmonelosis: La principal vía de contagio son los excrementos. Hay que ser prudentes de que esté sano y no se relacione con otros. Sus síntomas son nauseas, vómitos, diarreas o enteritis entre otros. Se puede transmitir fácilmente.
  • Rabia: Todos los mamíferos son susceptibles a esta enfermedad. Aunque cabe destacar que no suele afectar a las chinchillas. Es una enfermedad incurable.
  • Coriomeningitis linfocitaria: Esta enfermedad es causada por un arenavirus que afecta a roedores y lagomorfos. No presenta ningún síntoma. Se puede transmitir por vía oral, respiratoria, cutánea o a través de artrópodos. A los humanos les puede causar trastornos nerviosos, respiratorios, cardiacos y reproductivos, entre otros.
  • Neumonía estreptocócica: La causa una bacteria que puede llegar a causar meningitis.
  • Pasterelosis: Se transmite por mordeduras y arañazos. Sus síntomas diversos. Si tiene una higiene adecuada no hay de que preocuparse.

Este artículo es meramente informativo. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Curiosidades de las chinchillas

La chinchilla es un roedor tan bonito y adorable que cada vez tiene más adeptos. Si estás pensando en adoptar una chinchilla, quizá estas curiosidades acaben por convencerte.

  • Tienen muchísimo pelo, tienen alrededor de 50 pelos en cada folículo.
  • Usan el pelo para defenderse. Al tener tantos pelos saliendo de un único folículo, cuando les agarran se puede soltar fácilmente.
  • Las hembras son mayores que los machos. Las hembras pesan alrededor de 800 gramos y los machos unos 600 gramos.
  • Pueden llegar a vivir más de 20 años, por lo que son animales muy longevos.
  • Se piensa que el pelo de la chinchilla es el más suave del mundo. Esto es debido a que tiene desde 50 pelos por folículo.
  • Las chinchillas se comunican emitiendo pequeños sonidos y castañeo de dientes . Las crías emiten un pequeño canto para que los padres les den comida.
  • Las chinchillas son vegetarianas.
  • Son animales nocturnos. Tienen su pico de actividad durante la madrugada, pero se adaptan bien al horario de sus dueños.
  • No se comen sus excrementos, muchos de otras razas de roedores si realizan esta practica para complementar en cierta forma, su dieta.
  • El origen de su nombre del quechua, y significa fuerte, silencioso y pequeño.
  • Se dan baños de arena. De esta manera mantiene un pelo suave y limpio.
  • Proceden de la mitad sur de los Andes.
  • Las chinchillas son animales casi en peligro de extinción. El uso de su pelaje en peletería es muy apreciado.
  • Con unos cuidados óptimos, no suelen caer enfermos.
  • Hay criadores alemanes que aseguran que los días de luna llena las chinchillas son más agresivas y se irritan con facilidad.

Jaula para chinchillas

Como va a ser el espacio dónde más tiempo va a pasar tu mascota, es conveniente optar por un diseño que posibilite gran libertad de movimiento y con buena ventilación. Es recomendable que optes por jaulas que tengan plataformas de más de un nivel. De esta forma tiene diferentes sitios donde disfrutar realizando diferentes acciones. Si estás pensando en medidas, lo ideal es que tenga al menos unos 70 x 40 de base y 75 – 80 cm de altura. Si puedes permitirte una jaula de mayor espacio será mucho mejor.

Con las medidas anteriores, puedes colocar al menos 3 niveles distintos, y en cada nivel un juguete. De esta forma tendrá mayor sensación de libertad. Lo más recomendable es que las plataformas de los distintos niveles sea de material orgánico como la madera, siempre que esté libre de productos químicos. No pasa nada si la plataforma es de algún tipo de metal, intentando que sea antioxidante.

Algo muy importante es la base de la jaula. Es recomendable que sea lisa, sin rejillas para que no puedan lastimarse sus extremidades. Los materiales más recomendados para el lecho de la jaula y que su hogar sea más idóneo son:

  • Virutas de madera: Es el material ideal para recrear un suelo natural. Tiene el inconveniente de su baja capacidad de absorción, y como es ligero pueden sacarlo de la jaula con facilidad. Se cambia con bastante regularidad.
  • Aserrín: También tiene poca capacidad de absorción y se cambia frecuentemente. Pero por lado positivo, es un material con el que se sienten muy bien.
  • Virutas pesadas: Los componentes de este material lo hacen el idóneo para colocar en el lecho de la jaula. Tiene gran capacidad de absorción y además un precio económico.
  • Copos de maíz: Tiene una buena capacidad de absorción. Hay que cambiarlo con bastante frecuencia por que se crea una pasta cuando lleva un tiempo en el habitáculo.
  • Papel de periódico: No es recomendable, ya que es un mal absorbente de líquidos y genera un mal olor cuando se moja.

Por último y no menos importante, debe tener espacio para su comedero, bebedero y un pequeño refugio. También un pequeño cuenco para sus baños de arena y en cada uno de los niveles o plataformas no pueden faltar sus juguetes.

¿Dónde situar la jaula de las chinchillas?

Las chinchillas son más sensibles al calor, por lo tanto hay que buscar un lugar fresco donde colocar la jaula. Son nocturnas, pero no por eso deben estar en habitaciones a oscuras. Es aconsejable que sea un lugar tranquilo ya que los ruidos o lugares con mucha actividad los pueden estresar. También evitar los lugares donde se acumulan los humos (cocina) y las zonas de paso o expuestas a fuertes corrientes de aire. Si hay una ligera brisa le ayudará a que se ventile bien la jaula y no se sienta sofocada.

Cómo distinguir el sexo de las chinchillas

Para diferenciar si una chinchilla es macho o hembra, en lo primero que nos podemos fijar es en su tamaño. Como ya hemos dicho antes, las chinchillas hembras son más voluminosas y pesan más que los machos. Si a simple vista no sabes apreciar su sexo, puedes fijarte en su zona genital. Las hembras tienen dos aberturas pequeñas que corresponden al ano y la vagina. También se puede observar que la distancia entre esas aberturas es muy pequeña.

En los machos se puede observar que la distancia entre el ano y el pene es mayor que la distancia que tienen las hembras entre el ano y la vagina.