Cómo cuidar una ardilla doméstica

¿De dónde proceden las ardillas domésticas?

Las ardillas son pequeños roedores de la familia de los Sciuridae y su nombre científico es Sciurus vulgaris. Están presentes en los bosques de los cinco continentes y existen alrededor de unas 500 especies de ardillas. Pero hay que decir que principalmente se domestican la ardilla roja, la ardilla Richardson y la ardilla listada.

No se sienten cómodas en el suelo, así que es prácticamente imposible verlas en campo abierto o alejadas de zonas boscosas. Sus zonas de confort son los bosques con gran densidad de arbolado.

Comportamiento de las ardillas en cautividad

Las ardillas domésticas no son animales fáciles de cuidar, requieren tanta atención como cualquier otra mascota al integrarse en un hogar. Cabe destacar que por naturaleza no es un animal sociable con el ser humano, es muy inquieto pero puedes ganarte su confianza. Son muy territoriales y suelen marcar su territorio con orina.

Son animales diurnos, así que estarán activos buena parte del día. Su vida diaria varía cada día y según la estación meteorológica que nos encontremos. Suelen despertar con los primeros rayos de sol, y dedican el día a comer, trepar, corretear y jugar. En cuanto cae el sol o no hay suficiente luz vuelven a su madriguera para pasar la noche.

En libertad, las ardillas hibernan en zonas frías. Pasan los días durmiendo envolviendo su cuerpo con la cola hasta que llega la primavera y ya calientan los rayos del sol.

¿Qué comen las ardillas?

Las ardillas son roedores omnívoros, ya que comen tanto insectos como frutos, semillas y hasta huevos de aves. No se debe dar alimentos procesados para personas, ya que contienen muchos azúcares. Puedes encontrar productos específicos para ardillas en tiendas de mascota y en su defecto también sirve la comida para cobaya.

Son unos recolectores natos, y tras dejar comida en el comedero se llenará los mofletes de comida y la trasladará a su nido. Aunque el comedero quede vacío, no hay que volver a echar comida y con una ración de unos 20 gramos de comida diaria tiene suficiente.

A continuación, detallamos que aporta cada alimento en la dieta de las ardillas.

  • Frutos secos: Son los favoritos de las ardillas, tienen mucha fibra y ácidos grasos favorables. Aportan nutrientes que mejoran la salud de su organismo y su dentadura. Las avellanas, nueces, almendras y maníes (cacahuete) son los mejores frutos secos para ardillas. Deben estar en su dieta pero con moderación, y también se pueden dar como un premio.
  • Semillas: Las semillas de girasol, semillas de calabaza o alpiste les encantan. Si quieres que se conserven fuertes y saludables tienen que estar en su dieta, les aportan una pequeña parte de proteína que necesitan.
  • Legumbres: Alimentos como guisantes, habas, judías, y lentejas aportan proteína. Como la ardilla es un animal muy activo, les ayuda a mantener un nivel alto de energía. Deben estar presentes en su dieta diaria.
  • Fruta: Las ardillas también se alimentan de frutas en su estado salvaje. Aunque con menos frecuencia, puedes darle cada 3 días un trocito de fruta. Su organismo no tolera bien los azúcares, y un exceso podría ser mortal ya que causan diarreas y deshidratación. Puedes darle uva, manzana, fresa, melón, pera, cereza, manzana… Evita también los cítricos.
  • Verduras: Diariamente debes integrar una mezcla de verduras en su dieta. Ofrecen muchas vitaminas y minerales, manteniendo sano su sistema digestivo y alejando las enfermedades en general. El maíz dulce, brócoli, pepino, zanahoria, pimiento, canónigos, espinacas y diente de león son muy buenas elecciones para ellas.
  • Proteína animal: En su hábitat natural, los insectos forman parte de su alimentación e incluso roban huevos de aves y devoran sus polluelos. Puedes comprar insectos en la tienda de animales. Debes darle proteína animal 2 o 3 veces por semana y como complemento de otros alimentos. Los insectos mas apropiados son los grillos, gusanos de la harina, saltamontes y también puedes darle huevo duro con cáscara o huevo de codorniz.
  • Formula preparada: Existen unas formulas compactas en forma de pellet que se venden en algunas tiendas de animales. Estos compuestos suelen ser caros y difíciles de encontrar, y normalmente solo se recomiendan en caso de ardillas que no comen casi nada de lo antes mencionado. Estas formulas ayudarán a brindar los nutrientes necesarios.
  • Alimentos con calcio: Normalmente una vez a la semana se debe dar leche en polvo, cascara de huevo y aunque en muy pequeña cantidad yogur o queso fresco sin sal. Si la ardilla es muy mayor o joven puedes incrementar estos alimentos, aunque debes asegurarte si tiene problemas de cálculos antes de dar este extra de calcio.
  • Suplementos alimenticios: En el mercado existen suplementos para animales que ayudan a tener un estilo de vida más saludable. En el caso de las ardillas son recomendables los que incluyen vitamina D o tienen un aporte extra de calcio. No son realmente necesarios a no ser que lo aconseje un veterinario.
  • Agua: Como cualquier otra mascota, a la ardilla nunca le debe faltar acceso al agua. Un bebedero tipo biberón es la mejor opción, aunque si no se acostumbra o no lo sabe usar se puede poner un cuenco con agua. El agua debe estar siempre limpia y procurando que sea cambiada cada día o cada dos días.

ALIMENTOS PROHIBIDOS PARA ARDILLAS:

  • Alimentos procesados para consumo de personas (cereales, dulces, embutidos, bollería industrial, pan, galletas).
  • Productos lácteos, dañan su sistema digestivo y no pueden digerirlos.
  • Carne, en libertad alguna vez comen pollitos pero no debes dar carne a tu ardilla.
  • Pescado y sus derivados.
  • Frutos secos para personas, ya que llevan mucha sal.
  • La planta del tomate es tóxica, pero puede comer tomate perfectamente.

Como limpiar mi ardilla

Si te estás preguntando si es necesario dar un baño a tu ardilla la respuesta es NO. Las ardillas son un animal que se limpian y asean ellas mismas todos los días. Además, son muy propensas a los resfriados por lo que si se mojan y cogen frío pueden contraer neumonía, que puede resultar mortal. Resulta que las ardillas no tienen comunicada la vía respiratoria con la vía digestiva, entonces si se obstruye la vía nasal se ahogan por que no pueden respirar por la boca. Aparte con lo activas e inquietas que son, a la hora de bañarlas nos lo pondrán muy difícil.

Si tu ardilla huele mal, probablemente sea problema por la higiene de la jaula. Normalmente el pelaje de las ardillas tiene un olor peculiar, en los machos puede ser algo más fuerte pero no molesto. En estos casos hay que limpiar la jaula y cambiar el sustrato, y mantener este proceso con más frecuencia. Otra solución es poner un cuenco con arena de baño para chinchillas, así ella jugará y frotará con la arena.

¿Qué enfermedades tienen las ardillas?

A continuación mostraremos las enfermedades más comunes de las ardillas. Estos pequeños roedores son muy sensibles, así que debemos llevarlos al veterinario en cuanto detectemos el menor síntoma.

Afecciones dentarias

  • Maloclusión: Como a la mayoría de roedores, a las ardillas nunca les dejan de crecer los dientes durante su vida. En cautiverio, si no tienen materiales donde limarse los dientes, es probable que alcancen gran tamaño. Esto les impedirá comer con normalidad, y deberás acudir a un veterinario para que lime sus dientes.
  • Enfermedad periodontal: Debido a heridas producidas en las encías o restos de comida que provocan una gingivits supurativa crónica. Se representa con goteo constante por la nariz, jadeo y respiración ruidosa cuando duerme. La ardilla se limpia mucho la cabeza llevando gérmenes a los ojos y esto da lugar a un abundante lagrimeo.

Enfermedades de la piel y afecciones de estructuras óseas

  • Alopecia: Es una afección bastante común en roedores. Normalmente son producidas por parásitos (pulgas, sarna) que se alojan en el pelo o la piel. Si se detecta una perdida de pelo, hay que acudir al veterinario para que trate el problema.
  • Heridas o abscesos: Es muy difícil que las ardillas se lastimen mientras escalan, juegan o investigan zonas. Normalmente son causadas por peleas. Si es una herida superficial la podemos curar con agua oxigenada y pomada cicatrizante. Si es una herida profunda hay que acudir al veterinario para que los trate.
  • Nódulos cutáneos: Aparecen nódulos cutáneos elevados alopécicos. Puede tratarse de cuterebra (larva) o una infección vírica. Hay que acudir al veterinario para que aplique el tratamiento correspondiente.
  • Fracturas: Depende de dónde esté la fractura la ardilla actuará de una forma u otra. Si es una extremidad, no la podrá mover y si es interna estará acurrucado sin moverse. Hay que acudir al veterinario para que inmovilice la zona hasta que suelden los huesos.
  • Amputación punta cola: Esto ocurre debido a traumas o al intentar cogerla se arranca la piel que cubre la punta dejando el hueso al aire. Esto no representa ningún problema ya que la ardilla se encarga de eliminar el hueso que queda al aire. Hay que tener en cuenta la condición física de la ardilla para poner algún tratamiento. La cola no vuelve a crecer, pero no desempeña un problema. Puedes acudir al veterinario y él te aconsejará correctamente sobre lo que se debe realizar en este caso.
  • Ácaros y garrapatas: Si la ardilla se rasca mucho, tiene picor fuerte, pierde pelo en algunas zonas y tiene enrojecimiento de la piel, se puede tratar de algún tipo de ácaro. Las garrapatas se pueden apreciar a simple vista que están enganchadas chupando sangre. En estos casos hay que desparasitar la jaula (y complementos) y la ardilla con algún tipo de antiparasitario específico.
  • Sarna: Los síntomas que se aprecian son picor, manchas en la piel y caída de pelo. Según que parásito que ataca, tiene distintas formas de manifestarse. Actúan cuando el animal está enfermo, tiene mucho estrés o lleva una mala alimentación. Como tratamiento, el veterinario nos indicara algún tipo de pomada o medicamento después de evaluar su estado.
  • Avitaminosis: Esta afección la causa una dieta pobre en vitaminas o una mala exposición a la luz. Los síntomas consisten en caída de pelo del dorso y las extremidades de la ardilla, crecimiento excesivo de dientes y uñas, raquitismo e inflamación de nariz y ojos. Acude al veterinario para que proporcione una dieta equilibrada algún suplemento de vitaminas.

Enfermedades de la vista

  • Cataratas: Aparecen en sujetos con edad avanzada. Sobre todo afecta más a los machos, y pueden llegar a provocar ceguera total.

Enfermedades respiratorias

  • Neumonía: Las ardillas son muy sensibles a los cambios bruscos de temperatura. Los aires acondicionados, ambientes húmedos y las corrientes suelen hacer que enfermen. Evita a toda costa que le de directamente un aire acondicionado, y si puede ser debes poner una casita para que se refugie. También son sensibles a los virus de influencia humana.
  • Enfisema: Aparece un jadeo con una frecuencia respiratoria elevada. La ardilla se va debilitando poco a poco hasta que al final muere. Puede observarse sangre en las fosas nasales.
  • Resfriado: Como hemos dicho antes, las corrientes debido a una mala situación de la jaula o simples cambios de temperatura pueden acarrear en un resfriado. Los síntomas son dificultad respiratoria, pelo enredado, inactividad. hay que cambiar la jaula de lugar y visitar al veterinario.

Enfermedades del sistema gastrointestinal

  • Enteritis: Es una enfermedad intestinal de origen bacteriano. Es muy común, pero se agrava si está involucrada la salmonela. Puedes ofrecerle para beber agua con la que has cocido arroz o té negro sin endulzar. Los síntomas son falta de apetito, diarrea, adelgazamiento. Acude al veterinario para que evalúe su situación y valore tratamiento.
  • Diarrea: La diarrea en las ardillas la suele causar una dieta con demasiada fruta o alimentos con mucho liquido y azúcar. También puede causar una diarrea alguna enfermedad infecciosa en curso. Los síntomas son adelgazamiento, excrementos líquidos, poco apetito, pelo sucio y enmarañado por la zona anal. Hay que incrementar la cantidad de cereales en la dieta y acudir al veterinario para que evalúe la situación.
  • Colitis: Cambios bruscos en la alimentación de la ardilla o demasiada fruta o verdura en su dieta pueden acarrear una colitis. No se debe abusar de fruta. Los síntomas son vientre hinchado, fuertes dolores abdominales. Puedes acudir al veterinario, lo mas seguro que te recomiende que la ardilla esté en ayunas 24 horas, y luego suministrar alimentos secos (cereal, semillas, heno, frutos secos, etc).
  • Salmonelosis: Se transmite a través de alimentos poco higiénicos o en mal estado o por contacto con otros individuos que portan el virus. Los síntomas son diarrea severa, vómitos y letargo. Se tiene que acudir al veterinario lo antes posible para que evalúe la situación, ya que es una afección muy grave. Si sobrevive al virus, la ardilla se convierte en un portador sano.

Afecciones neurológicas

  • Meningitis: Se suele dar en animales jóvenes y se diagnostica por que desarrollan episodios de parálisis. Hay que acudir al veterinario para que lo trate.

Enfermedades sistema urogenital

  • Piometra: Se trata de una grave infección que afecta al útero de la ardilla hembra. Es una patología poco frecuente pero que debe tratarse con urgencia. Sus síntomas son dolor e hinchazón del abdomen, palidez de las mucosas, bebe mucha agua, fiebre, malestar general y en ocasiones pérdida de mucosidad purulenta y rojiza por la vulva. Se debe tratar lo antes posible, extirpando el útero con una intervención quirúrgica y con un tratamiento con antibiótico.
  • Cistitis: Es una infección de las vías urinarias. Durante la micción, la ardilla siente dolor y tiene restos de sangre en la orina. Se pueden observar vómitos, anorexia y pérdida de la condición en general. Debes acudir al veterinario para que le administre un tratamiento adecuado a base de antibióticos.
  • Tumor en glándula mamaria: Suelen aparecer en hembras de avanzada edad. Pueden ser benignos y estar localizados o pueden ser malignos y estar irregularmente.

Enfermedades del sistema circulatorio

  • Edema linfático: Ocurre cuando se inflaman los ganglios linfáticos de las extremidades. Al aumentar de tamaño dificultan la movilidad de las extremidades. Pueden disminuir de tamaño en invierno, y se cree que es una enfermedad de origen genético. Visita al veterinario para que le proporcione el tratamiento más recomendado.

Otras enfermedades

Rabia: Las ardillas pueden contraer y portar la rabia, y lo más peligroso para los humanos es que nos la pueden transmitir. Si has adoptado alguna ardilla silvestre debes realizar un chequeo en el veterinario.

Estrés: Por naturaleza es un animal muy inquieto, nervioso y activo. No hay que olvidar que es un animal silvestre y que por mucho espacio que le proporcionemos y muchos cuidados puede estresarse con facilidad. Los niños las estresan con facilidad, ya que intentan jugar con ellas y esto las intimida.

Curiosidades de las ardillas

¿Te has preguntado alguna vez que curiosidades tienen las ardillas?, en este post hablaremos sobre ello. Mediante estos curiosos datos podrás aprender algo más sobre estos adorables animales.

  • Las ardillas adoptan. Si se encuentran unas crías abandonadas no dudan en acogerlas como si fueran suyas. No importa que tengan sus propias crías biológicas, es una práctica que dice mucho de estos animales.
  • Sus dientes nunca dejan de crecer. Por eso siempre están mordiendo y limándolos, así evitan que crezcan demasiado.
  • Tienen los ojos grandes, con ellos pueden avistar algún depredador a distancia y además les ayudan a trepar los arboles con gran habilidad.
  • Las ardillas nacen ciegas.
  • Como ya sabemos… las ardillas se pueden domesticar.
  • La dieta de las ardillas se basa practicamente en semillas, frutos secos y frutas.
  • Acaparan alimentos en su madriguera para así, poder afrontar el invierno.

¿Qué cuidados necesita mi hurón?

¿De dónde proceden los hurones?

Los hurones pertenecen a la familia de los mustélidos (comadreja, nutria, mofeta, tejón) y son la única subespecie doméstica de la familia. Su nombre científico es Mustela putorius furo y sus raíces las encontramos en el antiguo Egipto entorno al 1500 a.C. En esa época se comenzó a domesticar los hurones con el propósito de cazar ratas y ratones para cuidar las cosechas. Fueron los griegos  y romanos alrededor del año 450 a.C. quienes extendieron su uso por toda Europa con el mismo fin que los egipcios. Su agilidad y su cuerpo estrecho los hacen perfectos para entrar en madrigueras y sacar a los roedores.

Comportamiento del hurón

Los hurones son animales que pasan la mayor parte del día durmiendo, unas 18 horas. Aunque se adaptan al horario de las personas con las que conviven, las horas de mayor actividad son al amanecer y al anochecer. Los hurones son traviesos, juguetones e inquietos. Cuando están activos se dedican a explorar todo de su alrededor y es necesario sacarlo de su jaula al menos 1 hora al día. De esta forma harán ejercicio y satisfará su curiosidad, es bueno tener una zona de juegos con juguetes. No es bueno dejarlos libremente fuera de casa, ya que son muy audaces y exploran cualquier agujero o zona remota. Para ello podemos utilizar una correa con arnés para tenerlos sujetos.

¿Qué comen los hurones?

Los hurones son depredadores. En su hábitat natural se alimentan de conejos y pequeños mamíferos (ratones, topos). En cautividad podemos ofrecerles pienso especial para hurones, que es el mas recomendado porque previene aparición de sarro y no dificulta la digestión. Eventualmente podemos darle carne bien cocida (pollo, res, pavo, caballo), y nunca de cerdo. Como premio, en pequeñas cantidades  y con poca sal y azúcar, podemos ofrecerle arroz blanco cocido, potitos de bebé, fruta madura yema de huevo y premios especiales para hurones. Los alimentos que no debemos dar a los hurones son chocolate, huesos, maíz, pescado crudo, leche de vaca, cebolla, restos de nuestra comida y dulces.

Limpiar al hurón, ¿cómo y cuando?

Es verdad que los hurones tienen un olor corporal marcado. No es aconsejable bañar al hurón cada mes, con una vez cada 2-3 meses es lo ideal. Si se lavan mucho, su piel se reseca y genera más sebo (fuente del olor) para lubricarla. Elige siempre un champú especial para hurones y úsalo por todo el cuerpo excepto la cabeza para no irritar los ojos. Trata de que el hurón se sienta cómodo y no sea una experiencia desagradable. Puedes llevarle juguetes o premios para que no se asuste y puedes poner una alfombra de goma o toalla para que se aferre mejor. Hay que enjuagarlo con suficiente agua y no dejar restos de jabón y lo secamos con una toalla o si se deja, con un secador y aire caliente.

También necesitan un corte de uñas periódicamente. Podemos hacerlo nosotros mismos o pedirlo a un veterinario. Sirve cualquier cortauñas, y la única dificultad es una vena que pasa por el centro de la uña y parece una sombra rosada. Si lastimamos es doloroso para el hurón y sangrará.

Hay que pasar un cepillo para ir limpiando de pelos al hurón. Esto lo haremos una vez a la semana, pero en época de muda es recomendable pasarlo diariamente. Mudan el pelo 4 veces al año, cuando llega primavera el pelo empieza a despoblarse para enfrentar al calor del verano. En verano pierden mucho más pelo para poder refrigerarse al máximo. Iniciándose el otoño empieza a repoblar su pelo y es en invierno cuando mas cantidad y calidad de pelo produce. Primero pasaremos el cepillo con movimientos cortos a contrapelo y luego movimientos largos a favor de la dirección del pelo.

Muchos propietarios deciden esterilizar o extirpar las glándulas perianales. Ninguna garantiza que no produzcan malos olores, ya que si se asustan, se alteran o se excitan pueden producirlo. La esterilización tiene algunos beneficios, ya que evitamos mal olor, territorialidad, desarreglos hormonales, tumores, reproducción indeseada, alopecia, hiperestrogenismo y anemia. Las glándulas perianales, aunque se extirpen no garantizan que desaparezca el mal olor, ya que tienen mas glándulas en el cuerpo.

Enfermedades más comunes en los hurones

El hurón es un animal delicado en cuanto a su salud. Necesita cuidados exhaustivos para no contraer algunas de las siguientes enfermedades de las que vamos a hablar.

Enfermedades víricas

Son enfermedades infecciosas que se transmiten a través de virus. Los virus son parásitos que se reproducen en el interior de células. Las enfermedades víricas mas comunes son:

Rabia: Es la enfermedad más conocida en mamíferos, puede contagiar a humanos y otras mascotas. Se trata de un virus que afecta al sistema nervioso. Se debe vacunar contra la rabia cuando haya cumplido 8 meses de vida, y luego se vacuna anualmente reforzando la dosis. La vacuna es obligatoria. Los síntomas principales son la desorientación, letargo, espasmos musculares, salivación y debilidad o parálisis de las patas.

Gripe y resfriados: Es muy común que los hurones se resfríen. Los síntomas son iguales que los de los humanos como descarga nasal y ojos, fiebre, pérdida de apetito, estornudos. Lo mejor es que si estás resfriado o con gripe no te acerques al hurón. En crías o adultos debilitados puede llegar a ser mortal, y en adultos puede derivar en una afección leve de las vías respiratorias. El veterinario nos indicará el tratamiento adecuado a seguir.

ECE o Enteritis Catarral Epizoótica: Es una inflamación de las mucosas del intestino que impide que se absorban los nutrientes de alimentos y el agua. Esto provoca diarrea de color verde, vómitos y úlceras en estómago y boca. Consecuentemente provoca pérdida de apetito y pérdida de peso y verás al hurón muy delgado. Debemos acudir al veterinario para que nos administre antibióticos. Hay que mantener hidratado al hurón y la dieta será baja en proteínas. Tendremos que desinfectar el hábitat del hurón y en caso de tener mas hurones lo tenemos que aislar. Se puede contagiar de hurón a hurón, aunque hay otras.

Enfermedad Aleutiana: es producida por un parvovirus, afecta al sistema inmunológico. Se contagia a través del líquido corporal de un animal ya infectado y por algunos insectos portadores (mosquitos, moscas), no afecta a humanos. Los síntomas son falta de apetito, heces muy oscuras, pérdidas de orina, parálisis del tercio posterior, desgaste muscular, neumonía, mastitis grave, letargo y fallo renal. No existe un tratamiento eficaz, el veterinario tratará los síntomas clínicos, pero la enfermedad termina siendo mortal.

Moquillo: Se transmite por el aire y tiene una alta tasa de mortalidad. Debemos vacunar al hurón a las 8 semanas de vida para prevenir, y anualmente para reforzar. Los síntomas que se aprecian es pérdida de apetito, infección en los ojos y secreción, secreción nasal, fiebre, fotofobia y descamación en barbilla, dedos, abdomen, labios. Existe tratamiento pero es poco efectivo, por eso la importancia de la vacunación.

Infecciones fúngicas (hongos)

Las infecciones fúngicas no son muy frecuentes, pero las más comunes son:

Fiebre del valle: Esta infección la produce las esporas de un hongo que vive en la tierra. Se transmite por el aire cuando el animal inhala las esporas, y así se produce la infección. No es una enfermedad contagiosa, ya que solo se contrae inhalando las esporas del hongo. Los síntomas son engrosamiento de las extremidades, infección respiratoria, pérdida de peso y apetito, letargo, lesiones dérmicas y fiebre. Tras detectar los síntomas debemos acudir al veterinario para que realice las pruebas pertinentes y proporcione el tratamiento adecuado (antifúngicos).  Es una enfermedad leve pero puede ser grave si se propaga y afecta a distintos órganos, en este caso el tratamiento podría ser de por vida.

Tiña: La tiña es producida por hongos, genera acartonamiento de la piel, rojeces y sequedad, pero no les provoca mucho picor. Hay que acudir al veterinario para que proporcione el tratamiento adecuado (pomadas, tópicos antihongos, orales antifúngidos) después de que analice los cultivos. Hay que desinfectar la jaula, habitat y juguetes del hurón, y desinfectar también los animales que hayan tenido contacto. La tiña se puede transmitir al ser humano, así que debemos tomar medidas de precaución.

Enfermedades bacterianas

Ahora describiremos las enfermedades bacterianas mas comunes en los hurones, son fáciles de diagnosticar y se combaten con antibióticos.

Enfermedad de Lyme o Borreliosis:  Es una enfermedad infecciosa causada por la bacteria Borrelia burgdorferi que es transmitida por la garrapata. No suele ser un problema común en lo hurones domésticos. Los síntomas comunes son la fiebre, articulaciones inflamadas, dolor articular, cojeras, anemia, depresión y problemas renales, neurológicos y cardíacos. La mayoría de casos se dan en épocas calurosas. El tratamiento para combatir esta enfermedad será con antibióticos y se prolongará lo necesario, pudiendo llegar a ser indefinido en casos de Borrielosis crónica.

Colitis crónica: Es una enfermedad que provoca diarreas debido a la infección producida en el colon. Los principales síntomas son retorcimiento por el dolor de abdomen, pérdida de peso, diarrea aguda (a veces acompañada de sangre o moco) y deshidratación. Es importante mantener hidratado al hurón ya que al ser animales pequeñitos se pueden deshidratar rápidamente. Suele afectar a hurones en su primer año de vida. Las bacterias que atacan en la colitis son la Desulfovibrio y la Campylobacter que provoca las diarreas.

Enfermedades parasitarias

Para evitar enfermedades parasitarias es importante una desparasitación tanto interna como externa. Para ello seguiremos pautas de nuestro veterinario.

La desparasitación externa es esencial cuando el hurón sale a la calle a pasear con frecuencia. El contacto con otras especies, materia fecal de otros animales o zonas de riesgo de contagio representa un riesgo para la salud. Para la desparasitación externa podemos utilizar una pipeta que pueda ser utilizada en hurones. Aplicaremos parte de la pipeta en la zona entre el cuello y espalda del hurón, apartando el pelo para que penetre bien a la piel. No se debe bañar el hurón hasta pasados 3 días, y el efecto dura aproximadamente 1 mes.

La desparasitación interna se debe hacer una vez al año para evitar algún tipo de contagio. Para saber si tu hurón padece de alguna infección intestinal se debe hacer un análisis de heces. El veterinario nos proporcionará jarabe, pasta o pastillas para desparasitar hurones.

Estas son las diferentes enfermedades parasitarias que pueden contraer los hurones:

Pulgas: Es más probable que un hurón que sale al exterior se contagie con pulgas. Las pulgas por lo general, se alojan en la zona del cuello y en la base de la cola. Las pulgas provocan picor en la piel, pérdida de pelo a causa del rascado, y a veces causan alergias. Para eliminar las pulgas del hurón basta con aplicar pipetas, spray o un collar antipulgas. También pueden transmitir “tenias”,  que las detectaremos si en las heces hay gusanos pequeños y blancos. Para ayudar a prevenir parasitos externos es bueno cepillar al hurón ocasionalmente.

Garrapatas: Junto con las pulgas, las garrapatas son los parásitos externos más frecuentes. Las garrapatas se detectan fácilmente, ya que son molestas y no paran de rascarse en la zona que se han adherido y son visibles. Es importante prevenir las garrapatas, ya que se pueden transmitir al humano y contagiar con diversas enfermedades. En el caso de extraer la garrapata manualmente, hay que asegurarse de que la cabeza o mandíbula no se queda enganchada porque puede producir un quiste o infección. Puedes aplicar vaselina o aceite para ayudar a que despegue mejor.

Gusano del corazón (Dirofilaria Immitis)Esta enfermedad es causada por unos gusanos que se transmiten a través de picaduras de mosquitos portadores. Estos gusanos se alojan en el corazón, pero también pueden afectar a otros órganos vitales. Los síntomas que se aprecian son tos crónica, ictericia (piel amarillenta), pérdida de peso, cansancio y acumulación de líquidos. Esta enfermedad es fácil de prevenir con antiparasitarios externos, antiparasitarios internos (vía oral) o con vacunas. Una vez contraída, es mas complicada de tratar y hay que acudir al veterinario para que administre el tratamiento adecuado.

Sarna sarcóptica: La produce el ácaro Sarcoptes Scabiei. Los síntomas de esta sarna son picor en toda la piel acompañado con pérdida de pelaje, garras inflamadas, costras e infecciones cutáneas (en estado avanzado). Puede que se dañe al rascarse o morderse por el picor. Hay que acudir al veterinario para que nos indique el tratamiento adecuado. Es una enfermedad que se puede contagiar a los humanos (zoonosis). Hay que desinfectar todo lo que tenga contacto con el hurón, juguetes, prendas, habitat.

Sarna ótica: Este tipo de sarna lo producen ácaros auriculares, que se concentran en las orejas y oídos. Los principales síntomas son aumento de cerumen, y picor en orejas. También se detecta porque el hurón se rasca mucho las orejas o las frota con objetos, sacude la cabeza o llora con ansiedad. Hay que acudir al veterinario para que indique el tratamiento adecuado, en principio antiparasitario. Si el problema persiste es más grave de lo que puede parecer, ya que puede acarrear en una rotura de tímpano o infección del oído interno. Hay que desinfectar todos los juguetes, prendas y hábitat en contacto con el hurón para acabar con los ácaros.

Parásitos internos: En el caso de los hurones, los parásitos internos más comunes son las giardias y los coccidios. Cuando el hurón está infectado se aprecia pérdida de apetito, vómitos y diarreas. Hay que acudir al veterinario para que indique el tratamiento adecuado. Los antiparasitarios para gatos sirven para combatir estos parásitos, pero hay que adecuar la dosis.

Cáncer en el hurón

El cáncer afecta a muchas especies de animales y es bastante frecuente en los hurones. La única forma de intentar prevenirlo es saber si existe predisposición genética y detectar rápidamente los síntomas y acudir al veterinario especialista. Existen varios tipos de cáncer en el hurón:

Mastocitomas: Son un tipo de tumor cutáneo más común en los hurones. Se presentan en cualquier parte del animal, aunque con mas frecuencia en cuello y el tronco. Conforme aumenta la edad, es mas frecuente la aparición de estos tumores. Suelen ser tumores benignos, aunque con menos frecuencia también aparecen tumores malignos. Los mastocitomas se encuentran en la piel, con forma de bulto irregular. Los síntomas son bulto irregular, verrugas, comezón y sangrado en el lugar producido por el rascado, aparte puede producir infecciones si no se cura las heridas. El veterinario especialista analizará si es un benigno o maligno y procederá a su extracción. En caso de ser maligno, se procederá un tratamiento de quimioterapia o de radioterapia.

Insulinoma: Es el tipo de cáncer más común en los hurones. Produce un tumor en el páncreas, que aumenta la producción de insulina y disminuye el volumen de glucosa en sangre. La bajada brusca de glucosa en sangre afecta a sistema nervioso y a los tejidos, ya que la glucosa actúa como fuente de energía para el organismo. Los síntomas son agitación, nerviosismo, mirada pérdida, desorientación, temblor muscular, babeo, nauseas o vómitos, falta de coordinación en movimientos, salivación, y en hipoglucemias severas hasta llegan al coma. Ante cualquier signo de hipoglucemia hay que acudir al veterinario para verificar mediante una biopsia y análisis de tejido si se trata de un insulinoma. Si el diagnóstico se confirma, existen varios recursos para tratar el insulinoma. El veterinario indicará el tratamiento más idóneo (cirugía, tratamiento farmacológico, tratamiento quimioterápico, tratamiento dietético).

Linfoma o linfosarcoma: afecta al sistema linfático y al sistema inmunológico. Es bastante frecuente en hurones, y aparece antes de los dos años de vida o bien en adultos de forma crónica. Los principales síntomas son inflamación de ganglios linfáticos, pérdida de peso, anemia, letargo, poco apetito, diarrea, bazo aumentado, respiración dificultosa y debilidad general. El veterinario especialista realizará las pruebas pertinentes para detectar la enfermedad y comenzar el tratamiento adecuado (quimioterapia, tratamiento médico o cirugía). Los hurones responden muy bien a la quimioterapia, a largo plazo se disminuyen los síntomas y mejora la calidad y expectativa de vida.

Enfermedad de las glándulas adrenales o adenocarcinoma: Esta enfermedad se debe a un crecimiento excesivo de las glándula adrenales. En los hurones macho generan problemas de próstata y producen dificultades al orinar y a las hembras se inflama la vulva. Algunos síntomas de esta enfermedad son pérdida de pelo, pelaje seco, letargo, aumento de agresividad y picores intensos que pueden ir acompañados de costras, escamas y manchas rojas. Hay que acudir a un veterinario especialista para que realice pruebas y comience un tratamiento. Parte del tratamiento es la extirpación de las glándulas para evitar desajustes hormonales. Hoy en día existen varios tipos de tratamientos que inhiben la producción de hormonas sexuales.

Desajustes de salud frecuentes

Además de las enfermedades previamente mencionadas, los hurones pueden tener diferentes problemas comunes. Estos problemas pueden afectar su salud, por ello mencionamos los más importantes.

Estrés: Los hurones pueden estresarse con relativa facilidad. Un cambio de alimentación, cambio de hábitat repentino o un cambio de vivienda bastan para desestabilizarlo. Puede provocarles nerviosismo, diarreas y vómitos. Es muy importante mantenerlo hidratado.

Bolas de pelo: Se presentan con frecuencia en los hurones, ya que se acicalan lamiendo y mordiendo el pelaje. El pelo se atasca a lo largo del tracto digestivo y resulta muy difícil de expulsar. Utilizaremos un laxante comprado en tienda animal o clínica veterinaria para que lubrique el pelo acumulado y ayude a su expulsión.

Problema intestinal: Se producen por la ingesta de algo que no puede ser procesado por su cuerpo (goma, plástico, gomaespuma). Sus ganas de inspeccionar o gran curiosidad hace que se lleven a la boca cualquier tipo de material. Cuando ingieren cuerpos extraños, éstos se pueden quedar atascados fácilmente en el intestino. Los síntomas son vómitos, heces negras y pegajosas o inexistentes. Si el hurón presenta este problema hay que acudir al veterinario de inmediato.

Esplenomegalia: Es un aumento de tamaño del bazo, que puede ser consecuente de otras enfermedades como linfosarcoma, insulinoma o cardiomiopatía. Los síntomas son letargo, pérdida de apetito y disminución de la actividad. El veterinario la puede detectar haciendo radiografía o palpando el abdomen. Se puede extirpar el bazo, pero éste tiene funciones como formar glóbulos sanguíneos, almacenar sangre o limpiarla. Esto suele pasar en hurones de mas de 3 años de edad.

Hiperestrogenismo: Se da en hembras jóvenes cuando entran en celo y no tienen un macho cerca para copular. No llegan a ovular y producen niveles de estrógenos demasiado altos. Esto provoca una anemia fuerte, ya que los estrógenos afectan a la médula ósea y provoca una intoxicación de los tejidos que producen las células sanguíneas. Los principales síntomas son palidez de las mucosas, pérdida de apetito, depresión, alopecia, hipertrofia vulvar, murmullos leves y equimosis. Hay que acudir al veterinario si presenciamos algún síntoma, ya que es una de las principales causas de muerte en hembras no esterilizadas. El veterinario proporcionará el tratamiento necesario según el caso.

Frotamiento insistente de la boca con las patas: Los hurones tienden a rascarse la boca cuando tienen problemas digestivos (vómitos o diarreas), gingivitis, bloqueos intestinales o insulinomas. Si observamos este comportamiento es conveniente llevarlo al veterinario para que realice las pruebas pertinentes.

Cardiomiopatía: Este problema aparece cuando la musculatura cardíaca se engrosa y se endurece. Esto influye en la disminución de bombeo de sangre generando mala circulación. Este problema no tiene cura, pero se puede dar un tratamiento con una dieta baja en sodio, evitar estrés y sobreestimulos y reducir su actividad física. Esta enfermedad causa letargo, falta de apetito, duermen más y puede provocar pequeños colapsos por el cansancio.

Golpe de calor o insolación: Debido a que el hurón no puede termorregular su cuerpo puede sufrir complicaciones físicas producidas por el calor. A partir de 27ºC el hurón se vuelve letárgico y con temperaturas superiores a 30ºC y humedad elevada pueden resultar fatales. En casos graves que no llegan a la muerte pueden aparecer daños neuronales. Nunca hay que dejar al hurón al sol o encerrado en el coche. Las jaulas o casetas deben estar siempre en zonas ventiladas y con acceso a agua. Los síntomas del golpe de calor son jadeo, temblor muscular, lengua de fuera, calor corporal, debilidad, inconsciencia y debilidad general. Si observamos estos síntomas hay que colocarlo en zona ventilada y avisar al veterinario.

Deshidratación: Al ser tan pequeños, los hurones se pueden deshidratar fácilmente. Hay que procurar que siempre tengan agua limpia y fresca a su alcance. Puede aparecer con vómitos o diarreas severas, o también por golpes de calor. La piel se acartona y las encías se quedan con un rosa pálido. Si no podemos hidratar al animal por vía oral, hay que acudir al veterinario para que hidrate al hurón con fluidos de forma subcutánea.

Recto prolapsado: Las glándulas perianales que se encuentran junto al ano sirven para marcar territorio, expresan miedo y sobreexcitación. También tienen la función de lubricar las heces y hay propietarios de hurones que se las extirpan porque creen que desaparecerá su olor corporal. Las glándulas también se pueden obstruir. A causa de que el hurón hace más fuerza para expulsar las heces, el recto se sale. Si detectamos esto hay que acudir al veterinario para evitar infecciones graves.

Gran curiosidad: Los hurones son realmente curiosos, por lo que esta característica les lleva a tener accidentes o alguna situación complicada. Puede pasarle cualquier tipo de cosas desde caerse de gran altura, quedarse atrapado, atrapar algún miembro o ingerir cuerpos extraños.

Curiosidades del hurón

¿Quieres conocer algo más sobre los hurones?  O si ya tienes uno como mascota, podrás confirmar que todo es cierto. No te pierdas estas curiosidades sobre los hurones.

Su nombre ferret (hurón en inglés) viene del latín furonem, que significa ladrón. Cualquier dueño de hurón puede asegurar que les encanta esconder cualquier objeto que está a su alcance

Son muy silenciosos, pero curiosamente los hurones tienen hipo frecuentemente. Es algo normal.

Los hurones son muy dormilones, hasta unas 18 horas diarias. Sus horas con mayor actividad son al amanecer y al anochecer. Aunque suelen adaptarse al horario de los dueños.

Tienen una visión bastante pobre, con lo cual no calculan bien las distancias. Esta deficiencia la compensan con su gran sentido del oído y del olfato, que los tienen muy desarrollados.

El color de pelo del hurón puede cambiar durante su vida. Esto es debido por factores ambientales, la edad, la castración o alguna enfermedad.

La domesticación del hurón lleva desarrollándose alrededor de 2000 años. Aunque a día de hoy los hurones se están convirtiendo en las nuevas mascotas, se siguen utilizando para la caza en alguno países. En España está prohibida la caza con hurones y sólo se permite en algunas comunidades cuando existe alguna plaga. Esto solo es posible con un permiso de la Consejería de dicha comunidad, teniendo en regla todas las vacunas y llevando el chip identificativo.

La esperanza de vida de los hurones oscila entre los 6 y los 10 años. Aunque pueden llegar a los 12 si gozan de un buen estado de salud.

Los hurones se están empezando a usar en terapias con niños autistas. Su faceta juguetona, su sociabilidad y su carácter dócil y divertido los hacen idóneos para ayudar a personas.

Su olor corporal es una de sus curiosidades. Muchos dueños intentan anularlo con baños, pero es un error por que esto solo hace que se reseque la piel y genere más sebo (principal fuente del olor) para lubricarla. Extirpar las glándulas odoríferas no es recomendable, porque es perjudicial para su salud.

Su dieta natural es carnívora. Existen varias marcas que fabrican pienso especial para hurones. A parte de pienso, también es bueno que tengan acceso a carne (pollo, conejo).

Su digestión es muy rápida, ya que su intestino es muy corto . Son carnívoros y no toleran bien los vegetales aunque pueden disfrutar de algun trozo de fruta de vez en cuando.

Los hurones sufren mucho con el calor. Hay que tener cuidado con las altas temperaturas, ya que pueden sufrir golpes de calor. ¡Mucho cuidado!

Su periodo de gestación dura 42 días y pueden reproducirse varias veces al año. En el parto nacen entre 7 y 10 crías.

Los hurones fueron usados por la NASA, los utilizaron para transportar cables por largos conductos.

¿Que jaula para hurón elijo?

La elección de la jaula del hurón es un aspecto importante a tener en cuenta, ya que vivirá la mayor parte del tiempo dentro de ella. En el mercado se venden diferentes tipos de jaulas y es fundamental elegir las fabricadas para hurón. EL tamaño optimo para el confort del hurón debe ser aproximadamente de unos 90 cm de altura, 40 cm de profundidad, y 60 cm de ancho.

El material de la jaula debe ser de metal con una separación entre barrotes adecuada para ellos, así evitaremos que se escapen, lesiones, etc. Es aconsejable que tenga unas puertas grandes para facilitar la limpieza y si es oportuno para coger al hurón. No es recomendable usar acuarios, ya que tienen poca ventilación y esto afecta al olor corporal del hurón.

Es importante que la jaula tenga dos o más niveles, distribuyendo así la actividad en cada planta. No es conveniente que estén siempre en la misma planta que su bandeja higiénica por que no es agradable para ellos.

A la hora de cubrir sus necesidades básicas hay que poner el comedero en un lugar de fácil accesibilidad. El recipiente de la comida debe ser firme y pesado para evitar el vuelco o también existen unos que se sujetan a los barrotes. El bebedero se recomienda que sea tipo biberón, ya que hay hurones que les encanta chapotear en el agua y así evitamos esto. Para su descanso es primordial que tengan una zona tranquila y oscura, es una necesidad vital para ellos, así que no puede faltar una hamaca, túnel, saco o casita para descansar.

Para mantener limpio su hábitat, es importante elegir una bandeja higiénica con un lecho adecuado para ellos. Hay variedad de lechos especiales para hurones (papel reciclado, vegetales, etc) que eliminan los olores. Se recomienda el uso de papel compactado ya que no genera polvo y es más saludable que otros lechos higiénicos. Hay bandejas con enganches a la jaula para evitar que las vuelquen, son la mejor opción para mantener una mejor higiene.

No pueden faltar juguetes para que se divierta y haga ejercicio. En el mercado hay diferentes tipos de juguetes como túneles, pelotas, escondites y algunos interactivos.

¿Dónde situar la jaula del hurón?

Los cuidados de hurones domésticos son varios, y donde situamos su jaula es uno de ellos. Pasan la mayor parte del día durmiendo, así que un lugar a oscuras es lo mas idóneo. La temperatura optima para los hurones oscila entre los 15ºC y los 21ºC. Es importante situar la jaula en algún lugar que no de el sol directamente y sin corrientes de aire para que no cambie bruscamente la temperatura. Con temperaturas superiores a 27ºC corre peligro de deshidratación y a partir de 30ºC y con humedad pueden resultar fatales.

¿Cómo distinguir el sexo del hurón?

En apariencia, se aprecia que hay diferencia en tamaño entre el hurón macho y la hembra. El hurón macho mide unos 60 cm de largo y su peso es de 1 kg – 1,5 kg pudiendo llegar a los 2 kg. La hembra sin embargo suele medir alrededor de los 40 cm y su peso llega a 1 kg. En hurones bebés se diferencia por el aparato reproductor, las hembras tienen la vulva junto al ano y los machos tienen el pene en la zona abdominal con una manchita más clara y se ve una linea que llega hasta el ano.

¿Cómo cuidar a mi erizo?

¿De dónde proceden los erizos?

Los erizos son animales originarios de África, Asia y Europa. Su característica mas particular son las púas que rodean todo su cuerpo, que en realidad es pelaje con abundante creación de queratina y las utiliza como herramienta de supervivencia ya que les ayuda a protegerse de sus depredadores.

Comportamiento de los erizos

Cada vez es mas común que este pequeño mamífero esté en nuestras casas como mascota. Es un animal muy curioso y estará olfateando moviendo la nariz de un la do a otro. Son unos escaladores excelentes por lo que tenemos que tener cuidado de que no se escapen de las jaulas, ya que si está la puerta abierta no dudará en salir a explorar el entorno. Los erizos son animales nocturnos, así que pasará la mayor parte del día durmiendo y será por la noche cuando más activo esté. 

Un comportamiento extraño que aun no se sabe a que se debe es el ungimiento. Realizan el auto-ungimiento cuando detectan un olor nuevo o cuando prueban un nuevo sabor. Los erizos mastican esa fuente de olor/sabor y segregan una saliva espumosa con la que se untan el cuerpo con su larga lengua. Si no conoces tal comportamiento puede parecer preocupante, sin embargo es algo normal y no representa ningún tipo de enfermedad.

¿Qué comen los erizos?

El erizo es un animal omnívoro, su alimentación es variada y podemos encontrar fruta, verduras y su comida favorita que son los insectos. También pueden comer gránulos para gatos. Es aconsejable comprar los insectos en tiendas especializadas. Necesitan una alimentación baja en grasas ya que tienen tendencia a engordar y alta concentración de proteínas y fibra.

¿Como limpio a mi erizo?

A los erizos no les gusta el baño, pero hay que tener en cuenta que son animales muy limpios y que con bañarlo 2 o 3 veces al año sería suficiente si mantenemos su jaula limpia y desinfectada.

Si tenemos que bañar al erizo, pondremos en un recipiente agua templada y que le llegue por las patitas, y le frotaremos con un cepillo de dientes blando. Usaremos un champú neutro (pH 5.5) de avena, y que no contenga aceite del árbol de té porque es altamente tóxico y puede llegar a ocasionar la muerte. Aprovecharemos el baño para cortarle las uñas ya que así están blanditas y será mas fácil.

¿Cómo distinguir el sexo del erizo?

Para poder diferenciar si el erizo es macho o hembra es tan simple como mirar el vientre. En la panza podemos apreciar los genitales que están situados en diferentes lugares según el sexo del animal. Si el erizo es hembra observaremos que tiene un pequeño bulto junto al ano, y si el erizo es macho tiene un pequeño bulto en mitad del vientre. También podemos diferenciar el sexo de los erizos por el tamaño, ya que normalmente las hembras son mas robustas, pero esta regla no siempre se cumple.

¿Cuánto dura el embarazo de un erizo?

El periodo de gestación del erizo dura aproximadamente unos 35 días, aunque puede adelantarse o retrasarse dependiendo de algunos factores.  Se puede retrasar el parto si tienen pocas crías o la temperatura ambiente es fresca y se puede adelantar si tiene muchas crías. Las camadas por parto están compuestas entre 3 y 9 crías. Los erizos son fértiles a muy temprana edad, las hembras a las 10 semanas y los machos a las 7 semanas. La madurez sexual adecuada es a los 6 meses. Es recomendable que las erizas no tengan la primera camada antes de los 6 meses ni después del año y medio.

Tipos de enfermedades en los erizos

Los erizo son un animal exótico que resulta relativamente fácil cuidarlos, necesitan cuidados y atención frente a ciertas enfermedades que lo podrían aquejar. Las enfermedades mas comunes en los erizos son:

Ácaros: Es una afección bastante común ya que los ácaros se encuentran por todas partes (otras mascotas, suelo, etc). Pueden encontrarse tanto en los oídos como en la piel y púas. Los síntomas son perdida de púas, inquietud en el erizo y que se rasca mucho constantemente. Si inspeccionas la base de las púas y ves unos puntitos negros o unos puntitos blancos que se mueven significa que es una infección por ácaros. Lo aconsejable es ir al veterinario y que traten al erizo con un tratamiento parasitario.

Piel seca: si el erizo tiene la piel escamosa o seca y ha llegado a perder alguna púa puede tratarse de esta afección. Puede deberse que al haberlo lavado no se haya enjuagado bien el jabón después de bañarlo, por mal alimentación, por algún parasito o incluso condición ambiental. Se debe hidratar la piel con vaselina líquida, polvos de avena o aceite de jojoba. Si en unos días de tratamiento no mejora es aconsejable acudir al veterinario para averiguar las causas.

Hongos: La infección por hongos en los erizos no suele ser algo extraño. No presentan un peligro alarmante si se mantienen en un nivel optimo. Pero si el erizo pasa por problemas alimenticios, estrés o algún comportamiento que le afecte puede ser más problemático. Aunque no sea grave, si observas caída de pelos o púas o la piel escamosa debes llevar al erizo al veterinario para que realice un examen y proporcione tratamiento para el tipo de hongo del que se trate. A simple vista se puede confundir con una afección por ácaros. ¡Ojo! con este tipo de infección debemos ser cautelosos y limpiarnos bien porque es contagiosa aunque no es un problema grave.

Obesidad: La obesidad en los erizos es algo bastante común y que representa un problema serio. Como dueños tenemos que regular la cantidad diaria de alimento para cubrir los requerimientos energéticos. La principal causa de la obesidad en erizos es el sedentarismo. Debemos proporcionarle algunos juguetes, como una rueda de ejercicio adecuada a su tamaño o algunas pelotas. También lo podemos sacar de la jaula y que pasee. Un consejo para mantenerlo activo es meter comida en una botella y cerrarla, luego hacemos unos pequeños agujeros y lo soltamos, ya vereis como eso lo mantiene distraído y activo.

Orejas cuarteadas: Si las orejas del erizo tienen una apariencia rasgada y están endurecidas puede que este infectado por hongos o ácaros. Debemos tratarlo con aceite de jojoba o crema de cacao y si el problema persiste lo mejor será llevarlo al veterinario y nos proporcione un tratamiento.

Resfriado: Los síntomas que tienen los erizos cuando están resfriados son parecidos a los que sentimos nosotros. Si observas que tu erizo tiene el hocico húmedo o con mucosa y estornuda es un indicativo claro de que tu erizo está resfriado. Estos resfriados en los erizos son mas frecuentes en invierno y debemos prestar atención a que no tenga mucha variación de temperatura ni le afecten corrientes de aire. Para su cuidado debemos mantener una temperatura de entre 23ºC – 25ºC.  Eliminaremos fuentes de humedad ya que podría empeorar el resfriado. Acudiremos al veterinario para que nos recete un tratamiento adecuado.

Otitis: Si el erizo tiene un aumento excesivo de cerumen con un color mas oscuro, se inclina hacia el oído afectado o al andar da giros hacia ese lado es probable que tenga infección en el oído. Puede ocurrir por un resfriado, una mala higiene o por haber bañado al erizo y le haya entrado agua al oido. El veterinario nos proporcionará el tratamiento necesario pasa curar al erizo ya sea aplicando gotas o gel en el interior del oido.

Conjuntivitis: Los síntomas que tiene un erizo con conjuntivitis son la presencia de lagañas y los ojos mas vidriosos y brillantes. Es una reacción alérgica que se produce por malas condiciones ambientales, polvo, o por el lecho de la jaula o terrario. Debemos brindar un espacio con menos polvo y aplicar colirio en los ojos bajo indicación del veterinario.

Salmonelosis: Si el erizo está adelgazando, tiene diarrea o vómitos y debilidad puede tratarse de salmonelosis. Es una infección bacteriana que afecta el tracto intestinal y en alguna ocasión al torrente sanguíneo. En este caso tenemos que acudir al veterinario para que le proporcione antibiótico. Debemos desinfectar el terrario o la jaula y mantendremos en cuarentena el erizo. Hay que tener especial cuidado ya que la salmonela es contagiosa y deberemos extremar precauciones (usar guantes, lavar manos, no acercar a alimentos).

Diarrea: Si las heces de tu erizo son de color verdoso y de consistencia blanda o acuosa se debe a un problema intestinal. Puede deberse a parásitos internos, úlceras intestinales, mala digestión, estrés, frío. Aunque una causa mas común es que no tolere un nuevo alimento o un exceso del mismo y tengas que reducir la cantidad que suministras. Otra causa puede ser por consumo de antibióticos. Hay que asegurarse de que el erizo bebe para mantenerse hidratado y si en 2 días no mejora debemos llevarlo al veterinario para que evalúe el origen de la diarrea.

Estreñimiento: Si observamos que el erizo no defeca o tiene dificultad para hacerlo (vemos que se pone en posición “puja” y no logra expulsar las heces) estamos ante un caso de estreñimiento. Si comen alimento seco y no beben suficiente líquido está la posibilidad de que se compacte en el intestino. En caso de que ocurra en una cría debemos acudir al veterinario ya que puede causar su muerte. Hay que asegurarse de que el erizo se mantiene hidratado. Como remedio casero podemos hacer masaje suave en la barriga o administrarle gotas de leche de magnesia mezcladas con agua. Si en 1-2 días no mejora hay que acudir al veterinario para que aplique tratamiento necesario. Puede llegar a requerir un estudio radiográfico para determinar en que grado se está produciendo la obstrucción.

Problemas bucodentales: Para evitar un problema bucodental en el erizo es recomendable que su alimentación este compuesta por comida crujiente. La comida blanda aumenta la posibilidad de problemas ya que se adhiere a las encías y dentadura. Una dentadura sana tiene que presentar un color blanco y un tono rosado en las encías. Ocasionalmente puede tener sarro, cambio de coloración, que puede desarrollar gingivitis e incluso perder piezas dentales. Si es posible, realizar un cepillado de dientes con una gasa o un cepillo de bebé usando dentífrico para gatos. Los erizos son propensos a desarrollar cáncer, por ello debemos realizar exámenes veterinarios periódicos para controlar la salud del erizo.

Estrés:  Los erizos, como las personas también pueden padecer de estrés. En el día a día o un pequeño viaje en coche puede afectarles. Se manifiesta en forma de vómitos, diarreas, cambios de actitud, conductas repetitivas. En muy raras ocasiones de largo tiempo de estrés pueden llegar a perder parte o total de sus púas.

Piometra: Generalmente la hembras de erizo con edad avanzada o que hayan pasado varias gestaciones o partos. Si ves que la orina contiene gotitas de sangre, que tiene fiebre, dolor abdominal, vómitos o secreción purulenta en la vulva debemos acudir al veterinario. Allí explorarán al tu pequeño y te darán los posibles diferentes diagnósticos. Se realizará una cirugía (esterilización) y se deberá seguir las pautas que nos indique nuestro veterinario.

Espondolosis: La espondolosis cervical es un trastorno causado por el desgaste anormal del cartílago y los huesos del cuello. Causa degeneración y formación de depósitos minerales en los cojines entre las vértebras. Esto se puede diagnosticar sólo mediante una radiografía. A simple vista sólo se puede apreciar que el erizo anda tambaleándose por culpa del dolor y la deformación. El uso de bebederos de botella mal posicionados y obligando al erizo a agacharse y forzando posturas pueden derivar en enfermedades como ésta.

Enfermedad del erizo tambaleante WHS: Es una enfermedad neurológica, degenerativa y progresiva. No se sabe cuál es su causa, por lo que se desconoce su cura. Puede tener un inicio repentino pero normalmente es gradual. Suele afectar primero a las patas traseras y poco a poco afecta a las delanteras y al resto del cuerpo. Hay algunas ocasiones que afecta a solo un lado del cuerpo e impide que el erizo se mantenga en píe. En los casos avanzados de enfermedad comienzan a fallar los órganos y la musculatura. Algo importante es no bajar la temperatura ambiente menos de 22ºC ya que el animal puede entrar en hibernación y podemos confundir algún tipo de comportamiento (decaimiento, postración, andar tambaleante). Al no tener cura, el medico veterinario recomienda la eutanasia ya que no podemos detener la enfermedad y el estado del erizo y su salud se deteriora.

Curiosidades de los erizos

Tienen muy mala visión, pero es compensada con un gran sentido de olfato y buena audición.

El erizo es un animal nocturno, pasa la mayor parte del día durmiendo.

Es un animal solitario, solo se junta con los de su especie para reproducirse.

El erizo puede hibernar, en libertad puede llegar a 128 días y mientras lo hace su temperatura corporal puede llegar a 2ºC.

A los erizos les encanta comer insectos.

Los erizos son muy sensibles a los movimientos bruscos y al ruido. Ante un ruido o un movimiento brusco se hará una bolita de púas para protegerse.

Los erizos adultos tienen 36 dientes pequeños y afilados.

Las púas no son permanentes, tienen entre 5000-7000 y duran aproximadamente un año antes de caer y dar sitio a una nueva

Los olores nuevos los estimulan mucho, cuando descubren un olor o sabor nuevo segregan espuma y se lamen las espinas. A este comportamiento se le conoce como auto-ungimiento.

Cuando los erizos duermen también pueden roncar, incluso soñar.

Los erizos tienen fuerte inmunidad al veneno de víbora, aunque en algunas ocasiones puede acabar con su vida. La resistencia al veneno de serpiente es unas 35-45 veces superior al de la cobaya, y es que puede tolerar dosis de arsénico que podrían matar a 25 personas.

¿Qué jaula para erizo usar?

Los erizos de tierra no suelen superar los 20 cm de longitud. Su jaula o terrario debe de tener unos 40 cm de ancho, unos 70-80 cm de largo y su altura 30 cm con cubierta ya que son buenos escaladores. El suelo de la jaula debe ser liso sin rejas ni alambres ya que podría lastimarse. Es complicado encontrar jaulas de alambre diseñadas para erizos, pero las indicadas para hurones, cobayas o conejos suelen ser útiles. Para que tu erizo se sienta cómodo se recomienda que 2/3 de la superficie del piso esté lleno de objetos. El espacio se puede ocupar con su refugio, bebedero, comedero, letrina, rueda y juguetes como pelotas y túneles. Ya sabemos que los cambios bruscos de temperatura o corrientes de aire no le sientan muy bien, así que colocaremos su hábitat lejos de corrientes y de lugares donde dé el sol directamente.

Si decides alojar a tu erizo en un acuario de cristal es un lugar apropiado, mantienen muy bien la temperatura. Los acuarios de cristal o terrarios tienen muy buena visión del interior y quedan bien en cualquier ambiente. La diferencia entre acuario y terrario es que el terrario tiene puertas frontales y agujeros para respiración mientras que el acuario se accede por la parte superior. Un inconveniente es su ventilación y son mas pesados y costosos.

Las jaulas de barrotes para erizos son las típicas que hemos tenido para diversas mascotas (conejo, hurón, cobaya). Aunque no es de las mejores elecciones, sí que hace es válida para nuestro erizo. Sus ventajas son su precio más económico, que resultan fácil de limpiar, tienes mucha variedad de modelos o tamaños y tienen muy buena ventilación. Como inconveniente, al ser de barrotes no retienen el calor y hay que modificar cubriendo con algún material la parte superior. Las prefieren de un solo nivel y con barrotes verticales, así no puede escalar y caer. Los barrotes deben tener una separación de 2 cm como máximo, para no atrapar miembros y el suelo que sea liso.

Las cajas de plástico o recipientes plásticos son la forma más económica de crear el hábitat para el erizo. Son recipientes de almacenaje que se pueden encontrar en cualquier supermercado. Se pueden utilizar diferentes cajas y unirse mediante tubos de PVC y cada recipiente tiene su función (juego, descanso, comida, refugio). Mantienen bien la temperatura  con la tapa de arriba puesta, que tiene que estar agujereada para que tenga ventilación. Si no está colocada la tapa si que resulta difícil mantener una temperatura de confort.

Las jaulas C&C son unas jaulas que las armas a tu medida. Tienen una gran calidad, son económicas y tienen múltiples alternativas para aprovechar bien el espacio. Cada modelo puede ser modificado según los gustos  y necesidades en cada momento. Para montarla consta de paneles de rejilla que se unen a otros paneles mediante conectores. El suelo es una bandeja de plástico corrugado liso. Su limpieza resulta muy fácil, tanto los barrotes de la jaula como el suelo. Esta jaula tiene buena ventilación pero no mantiene bien la temperatura y tendríamos que cubrirla con algún hule o material.

Sustratos

Para rellenar el fondo de la jaula se pueden utilizar diferentes materiales. No son aconsejables aquellos que desprendan polvo ya que puede generar alguna afección respiratoria. Los mas recomendables son esterillas de plástico, tela polar, tela de pana o virutas de madera de álamo temblón. Es recomendable tener preparado otro fondo de jaula de reserva, así cuando esta sucio lo sustituimos y lo lavamos.

Las esterillas de plástico proporcionan suavidad en el apoyo de las patas y no tienen desprendimiento de sustancias que puedan ser ingeridas. Tienen una ligera capacidad absorbente y las podemos cortar para ajustarla al tamaño y forma de la jaula. Si el erizo no usa la letrina puede ser muy sucia.

Las telas no tienen que tener hilos, ya que se pueden enredar entre las uñas, patas o sus púas. Estos tejidos como la tela polar, pana, algodón o vellux son apropiados. Podemos cortar la tela según el tamaño o forma de la jaula, y mantienen mejor la temperatura. Como inconveniente es que se ensucian con frecuencia y hay que sustituir y lavarlo.

Papel de periódico es otra solución para el suelo de la jaula, aunque no recomendable. Es sucio y hay que cambiarlo cada día. Si el erizo se come o lame la tinta puede intoxicarse. Sólo es recomendable para observar problemas de orina.

El césped artificial hace de la jaula un hábitat mas natural. Es más confortable para el erizo, pero no es absorbente y es muy sucio. No es buena opción, hay más inconvenientes que ventajas.

La arena absorbente que se usa para gatos tiene un alto poder de absorción. Proceden de compuestos arcillosos y la mayoría de ellas desprenden polvo en suspensión que pueden afectar al sistema respiratorio del erizo. Algunos erizos también la ingieren, no la recomendamos.

Sustratos para la letrina

Los erizos son animales limpios, en estado salvaje nunca dejan sus deposiciones en la madriguera. Debemos poner un recipiente con sustrato absorbente en una esquina como letrina. Hay diferentes tipos de lecho para letrina, los más recomendables son el tallo de maíz prensado y el papel prensado. Hay otros como los granos de maíz, la viruta o viruta prensada que no son recomendables.

El papel reciclado elimina los olores y resulta muy absorbente. Dura más que cualquier otro producto y es fácil de limpiar y colocar.

El tallo de maíz prensado tiene una forma similar al de la viruta prensada pero es mas oscuro. No es tan absorbente como el papel ya que se deshace con el contacto de la orina y no elimina tan bien los olores.

Los granos de maíz tiene un poder de absorción medio, se puede usar pero tiene varios inconvenientes. Está fabricado a partir de maíz triturado y desecad. Este granulado puede quedar atrapado en los genitales pudiendo crear una irritación con infección local o una infección urinaria. En caso de ser ingerido tiene riesgo de indigestión o impactación intestinal.

La viruta o viruta prensada de coníferas no son recomendables. Lo cual pueden provocar serios problemas respiratorios. También pueden ser portadoras de ácaros. Si se usa viruta, la más indicada es la viruta de álamo temblón.

Complementos en el hábitat del erizo

Los erizos necesitan un escondite para tener su zona de seguridad cuando se sienta asustado, ocultarse de la luz y de la actividad en general. Allí pasará la mayor parte del día durmiendo. Es muy recomendable proporcionarles heno sin aroma para que se hagan un nido. A las erizas preñadas, no debe faltarles nunca.

Existen diferentes tipos de refugios, seleccionamos el que mas nos guste pero que tenga al menos unas medidas de 20 cm de largo, 15 cm de ancho y 15 cm de alto. Algo importante es que la tapa superior se abatible o se pueda quitar, así se puede manipular al erizo en todo momento. Podemos comprarlos por tienda o fabricar nosotros mismos.

En el mercado encontramos casetas de madera, de plástico y de cartón:

Las casetas de cartón las podemos descartar, ya que el cartón es endeble y durará pocos días. No es apropiada para una hembra que vaya a parir o para erizos que no son muy limpios, ya que no se puede limpiar. A su favor juega que son baratas y sencillas, las podemos fabricar con una caja de zapatos.

Las casetas de plástico son mas duraderas pero tienen el inconveniente que la mayoría carecen de tapa superior. Son mucho mas higiénicas y duraderas. Podemos fabricar nosotros mismos un refugio de plástico con tuppers. Solo tenemos que modificarlo creando una entrada. Es higiénico, duradero y con una tapa para manipular al erizo.

Las casetas de madera son mas sucias que las de plástico pero tienen la práctica trampilla superior para manipular al erizo y las hacen mas recomendables. Son muy duraderas y seguramente quede mejor con la decoración de la jaula.

Una vez elegido el refugio para el erizo, debemos insertar en el recinto nuevos materiales como el heno o la fibra de coco. Ellos mismos crearán un ambiente más cálido y mullido para descansar. Y no debemos olvidar limpiar el refugio para evitar la proliferación de enfermedades y acumulación bacteriana.

Es necesario que nuestro pequeño erizo se ejercite. Es bueno colocar una rueda para correr, pero cuidado, tiene que ser de superficie sólida. Las ruedas que tienen superficie de alambre o de malla pueden generar heridas en las uñas o patas del erizo. Difícilmente se encuentran juguetes para erizos, pero nos sirven los pensados para gatos, hurones u otros pequeños mamíferos. Los que más les gustan son los tubos de PVC, pelotas blandas, pelotas con cascabel o juguetes masticables con menta. Recomendamos que los juguetes no desprendan hilos, que no sean punzantes ni corten y no puedan ser ingeridos. Es conveniente dejar que se ejercite fuera de la jaula de vez en cuando por alguna habitación de forma supervisada.

Un bebedero adecuado para los erizos es primordial. Los erizos beben de un plato hondo o pocillo. No se recomienda un bebedero tipo biberón, se pueden lastimar los dientes y la lengua, además afecta a su columna debido a la mala postura al beber.

El tazón de la comida debe ser pesado, que tenga un ancho para que el erizo pueda acceder a la comida y con buena base para que no vuelque. Lo mejor es que sea de cerámica pero también lo puedes conseguir de plástico.

La bandeja de excremento o letrina debe ser de fácil acceso para que el erizo entre y salga sin problema. Se debe rellenar con sustrato absorbente para letrinas. El tamaño debe ser el adecuado para el tamaño del erizo. La tenemos que limpiar todos los días.

Es importante que el erizo use la letrina ya que así no ensuciará todo el hábitat. En caso de no ser así, se puede intentar enseñarle a usar la letrina:

Es importante que la letrina esté montada cuando llegue el erizo, así se acostumbra de un inicio a usarla. Normalmente si nota que el sustrato de la letrina es diferente acudirá allí a hacer sus necesidades. En caso de que haga las deposiciones fuera podemos colocarlas en la letrina para que relacione el olor y limpiamos la zona anterior. La solución mas efectiva es colocar la letrina debajo de la rueda de ejercicio, ya que suelen hacer sus deposiciones mientras corren.

¿Dónde situamos la jaula del erizo?

Los erizos requieren tener un ambiente con una temperatura estable entre 22 ºC y 28 ºC. Un lugar que no tenga corrientes de aire o le de la luz directamente es perfecto, así no habrá bruscos cambios de temperatura ni ambiente muy luminoso. Debe ser un sitio tranquilo ya que tiene un sentido del oído muy desarrollado y el exceso de volumen puede ser estresante. En invierno es posible que la temperatura sea mas baja en casa, si es así es imprescindible contar con una calefacción individual (placa térmica para reptiles) o fuente de calor adicional. Si baja la temperatura es menor de 22 ºC el erizo puede entrar en modo de hibernación.

¿Dónde comprar o adoptar un erizo?

Antes de adoptar o comprar un erizo hay que pensarlo bien, que no sea un impulso momentáneo. Siempre es recomendable adoptar tus mascotas y darles una segunda oportunidad.

¿Sabes cómo cuidar un hámster?

¿De dónde proceden los hámsters?

Los hámsters son pequeños roedores de la subfamilia Cricetinae, originarios de Asia. El hámster común vive en Europa y Siberia, causa daños a la agricultura; el de cola de rata proviene de Rusia y de China; el enano de Asia oriental. El hámster más extendido como animal doméstico y de laboratorio es el dorado, que proviene de Siria. Allí fue descubierto por el naturalista Waterhouse en 1839.

 

 

Comportamiento de los hámsters

Los hámsters son animales nocturnos, lo cual significa que duermen la mayor parte del día y es por la noche es cuando más activos están. Estos roedores son solitarios y muy territoriales, en estado salvaje solo se juntan para aparearse. Hay alguna especie como el hámster enano ruso y el chino que si se pueden juntar, pero hay que cuidar la convivencia. La timidez también es un rasgo de su comportamiento, ante cualquier ruido o sensación de amenaza les llevará a esconderse.

Ahora analizaremos algunas actitudes para entender el comportamiento de los hámsters:

Acicalamiento: Cuándo un hámster se acicala significa que se siente feliz y seguro. Estar coqueto y listo forma parte de su seguridad. Puede no parecer común, pero su higiene forma parte de su comportamiento lamiéndose las patitas primero y luego el resto del cuerpo.

Bostezos y estiramientos: Es probable que veas cómo el hámster bosteza y estira su cuerpo y extremidades. No puede parecer algo extraordinario, pero estos comportamientos indican que se siente feliz y cómodo con su entorno y hábitat.

Marcaje: Los hámsters son animales territoriales y les gusta marcar su espacio. Tienen una glándula en el vientre, y por eso se frotan con los objetos o elementos de su entorno. De esta forma dejan constancia de su presencia impregnando su olor.

Sonidos: Emiten distintos sonidos como chirridos, siseos o ruidos rechinando los dientes. Cuándo un hámster emite chirridos significa que tiene miedo o está agitado. Es un comportamiento normal, sucede cuando es llevado a un nuevo entorno y dejará de hacerlo cuando se acostumbre a su nuevo hábitat. Cuándo rechina sus dientes, significa que está decretado y prefiere la soledad. Se aconseja no tocarlo porque podría mordernos. Cuándo un hámster sisea significa que esta asustado o se siente amenazado.

Morder los barrotes de la jaula: Cuando un hámster roe los barrotes de la jaula significa que está intentando llamar tu atención. Para evitar que roa los barrotes hay que darle algún objeto o material para roer y que no sea molesto. Normalmente roen su jaula por la tarde/noche cuando están más activos y se sienten solos.

Roer: Es una necesidad básica para los hámsters. Les sirve para mantener sus dientes a raya, ya que nunca dejan de crecer. Si no roen, los dientes crecen hasta el punto de causarles enfermedades y graves problemas dentales. Solo tenemos que asegurarnos de que los barrotes no están oxidados.

Escuchando: Cuando un hámster está sentado sobre sus patitas traseras erguido significa que hay algo que llamó su atención. Ponen las orejas en punta para percibir el sonido o los movimientos.

Morder las manos: Puede que el hámster aun no esté domesticado o sienta miedo y reaccione mordiendo. Debe pasar un tiempo para que se acostumbre a ti. Muchas veces si has terminado de comer o has manipulado alimentos pueden quedar restos, y si el hámster detecta comida te puede morder. Hay que lavarse las manos antes y después de acariciar al hámster.

¿Qué comen los hámster?

Los hámster deben tener siempre a su disposición alimentos y agua fresca. Encontramos infinidad de alimentos comerciales prefabricados, pero no debe ser su único alimento y podemos complementar la dieta con frutas y verduras frescas. También les gustan mucho las semillas, granos, nueces y maíz. En estado salvaje también comen insectos, ranas, lagartijas y otros pequeños animales.

Su dieta requiere un alto contenido en fibra, vitaminas, minerales y proteínas. Las grasas, debido a su organismo no las digiere con facilidad, así que no se recomienda un consumo excesivo.

En cuanto a los alimentos adecuados para hámster podemos encontrar:

Semillas y cereales: Son muy importantes en su dieta ya que son una fuente de hidratos de carbono y aportan fibra para una buena digestión. Algunas semillas o cereales recomendados son: soja, semillas de sésamo, semillas de calabaza, avena, trigo, cebada, arroz, semilla de lino. El maíz y las semillas de girasol pueden ocasionar alergias, así que vigila su reacción y en base a ello agrégalas o quítalo de su dieta.

Frutas: Son un complemento para dar como premio. No hay que abusar mucho de la fruta e incluirlas moderadamente ya que el exceso de azúcar puede generar diabetes. Hay que enjuagar las frutas y dejarlas reposar hasta pasado 2 minutos antes de dársela. Las frutas más recomendadas son: manzana (sin semillas), plátano, melocotón, pera, ciruela, melón, fresa, frambuesa, albaricoque. Los hámsters enanos de Campbell son propensos a tener diabetes, por lo que no es aconsejable darle frutas y alimentos que contengan gran cantidad de azúcares.

Verduras o vegetales: Aunque los vegetales son necesarios en la dieta del hámster, debemos suministrarlos de manera moderada. Aportan vitaminas esenciales, antioxidantes, minerales y fibra entre otros beneficios. Los mejores vegetales para los hámsters son los guisantes, espinacas, lechuga, zanahoria, hinojo, calabacín y las patatas. También pueden comer coliflor, pepino, espinacas, acelgas, espárragos, col rizada, maíz de mazorca natural.

Proteína: Los hámster son omnívoros, así que necesitan alimentos que les aporten proteína. No todo tipo de proteína es ideal para estos roedores. No hay que darle productos preparados para humanos ya que contienen altos contenidos en sal y otros conservantes. Los más adecuados son los gusanos de la harina, pollo o pavo, bacalao cocido sin piel ni espinas, huevo cocido, tofu, saltamontes y grillos, queso cottage bajo en grasas. La comida especial para hámsters comprada en veterinaria también contiene proteína.

Frutos secos: Tienen un importante aporte nutricional para los hámsters. Se pueden usar los frutos secos como un premio a modo de herramienta de entrenamiento. Una dieta con excesivo uso de frutos secos hará que engorde y sufra de obesidad, con las consecuentes enfermedades que acarrea. Las avellanas, nueces, castañas, pasas, cacahuetes todos ellos sin tostar ni sal son adecuados. Las almendras no son adecuadas para su consumo ya que contienen ácido cianhídrico.

A continuación dejamos una lista de alimentos que no deberían comer los hámsters:

Chocolate, golosinas, mermeladas, maíz, guisantes, zanahoria, fresas

Cítricos (mandarinas, naranjas, limas, limones)

Almendras

Patatas fritas y patatas crudas

Productos de cerdo

Cebolla, cebollino, puerros, ajo, perejil

Aguacate

Especias

Tomate crudo y hojas de tomate

Semillas de uva y de manzana

Berenjena

Encurtidos

Sandia (contiene mucha agua y les provoca diarreas)

Frijoles crudos

Ruibarbo

¿Cómo puedo limpiar mi hámster?

Normalmente, los hámsters son animales limpios y podemos observar que dedican tiempo diariamente para su higiene. No es conveniente lavar a los hámsters a no ser que tengan alguna sustancia tóxica o dañina para la salud incrustado en su pelaje.

Los hámsters son muy sensibles a los cambios de temperatura y a las corrientes de aire. Si tu hámster necesita un baño, se recomienda no utilizar agua a no ser que sea absolutamente necesario. El agua podría quitar los aceites naturales de su piel y pelo, debilitando su sistema inmunológico y pudiendo contraer alguna enfermedad.

También podemos peinar al hámster frecuentemente para ayudar a eliminar suciedad del pelo y mantener piel lubricada. Esto se hace peinando desde mitad de cuerpo hacia la cabeza primero y después desde mitad de cuerpo hacia la cola.

Ahora detallaremos alternativas más seguras para limpiar a tu hámster.

Bañar al hámster con arena: Los hámsters silvestres emplean este método para limpiarse utilizando la arena del suelo. Para simular estas condiciones en casa, compraremos arena de chinchilla y colocaremos la arena en un recipiente. Podemos situar el recipiente dentro de su jaula o si es demasiado grande, cogeremos al hámster y lo pondremos en el recipiente para que comience a excavar y se revuelque. De esta forma eliminan la suciedad que llevan en piel y pelo. Una vez esté listo retiramos el recipiente, y si lo dejamos en su jaula hay que vigilar que no lo use a modo de letrina.

Bañar al hámster con un paño húmedo o toallitas: Existen toallitas húmedas especiales para animales, que no contienen ninguna sustancia dañina para ellos. Las toallitas para bebés contienen perfumes, detergentes y otros aditivos que pueden ser perjudiciales. Por otra parte podemos usar un paño húmedo, mojándolo en un recipiente con agua templada y unas gotas de champú para mascotas (sin que haga espuma). Sujeta al hámster en la palma de tu mano, y tanto con el paño como con las toallitas da fricciones de frente hacia atrás, evitando contacto con ojos y la nariz. Al terminar de dar fricciones hay que secar al hámster con una toalla.

Bañar con agua al hámster: Solo se puede considerar cuando sea absolutamente necesario, por ejemplo si se ha manchado con pintura, detergente o alguna otra sustancia tóxica. Su proceso natural de limpieza (lamerse pelaje) resulta peligroso, ya que podría ingerirla e intoxicarse.

Ahora explicamos cómo bañar al hámster paso a paso:

Llenamos un recipiente con 2 cm de agua templada/caliente.

Mójalo, con cuidado de que no le caiga agua en la cara. Dale fricciones con un paño húmedo o un cepillo de dientes de cerdas suaves.

Si con el agua sola no sale la sustancia tóxica o pegajosa, necesitamos champú para mascotas. Frótalo e intenta que no toque la espuma a sus ojos y nariz.

Enjuaga al hámster, échale agua templada hasta eliminar los restos del champú por completo.

Para secar el hámster usa un paño suave y limpio. Cúbrelo por completo dando golpecitos o frótalo. Si lo frotas que sea en dirección de crecimiento del pelo y suavemente.

Una vez seco, devuélvelo a su jaula para que descanse. Asegúrate de que tenga bastante sustrato para abrigarse y pon la jaula en algún lugar cálido y sin corrientes. Es importante que le des un premio.

Otras soluciones: Si por ejemplo tiene plastilina, goma de mascar o pegamento incrustado, puedes cortarle el mechón del pelo afectado. Esta es una solución mas efectiva que las otras anteriores. De esta forma no corre riesgo de resfriarse y el pelo crecerá y quedará como antes.

 

Enfermedades de los hámster

A los hámster les pueden afectar varios tipos de enfermedades, muchas de ellas similares a la que nos afectan a las personas. Para evitar enfermedades o problemas de salud es importante proporcionar una alimentación adecuada y una dosis de ejercicio físico diariamente. Debemos conocer los síntomas para actuar lo antes posible o acudir al veterinario para que evalúe un diagnóstico claro.

En este post mencionamos las enfermedades que afectan a los hámster:

Resfriado: Si la jaula del hámster está en un lugar frío o con corrientes de aire no es un sitio apropiado. Al ser sensibles a cambios de temperatura puede que contraigan un catarro. Los síntomas un hámster resfriado son silibancias, nariz húmeda, dificultad respiratoria, estornudos y también suele adoptar una posición  encorvada cuando se sientan. Si tu hámster tiene catarro hay que colocar la jaula en un lugar seco y cálido. Una dieta blanda es lo mas conveniente cuando están resfriados.

Obesidad: Una dieta incorrecta y falta de ejercicio físico generará obesidad en el hámster. Además un hámster obeso también se vuelve más perezoso. En caso de sobrepeso, hay que mantener una dieta equilibrada incrementando las porciones de fruta/verdura. Sustituye los premios, en vez de golosinas dale verdura fresca. Haz que incremente el ejercicio físico, corriendo en la rueda, dando vueltas por casa dentro de la pelota o corriendo por una habitación. 

El peso aproximado de cada raza de hámster es:

Hámster dorado: 140-200 gramos

Hámster de Campbell: 30-50 gramos

Hámster ruso: 21-26 gramos

Hámster Rovorovski : 20-25 gramos

Hámster chino: 30-45 gramos

Diabetes: La diabetes se manifiesta en los hámsters con temblores, repentinas subidas y bajadas de peso, beben y orinan en exceso, duermen más de lo habitual, excesivo ejercicio y pierden piel en la zona del estómago y las manos. Esta enfermedad se da en todas razas de hámster, aunque los enanos de Campbell están predispuestos geneticamente.

Si observas algún comportamiento que pueda indicar que padezca diabetes, debes acudir a un veterinario. Aunque no tiene cura, puede tomar medidas para mejorar la calidad de vida del hámster. Hay evitar alimentos procesados, alimentos dulces y frutas frescas ricas en fructosa (maíz, guisantes), y a su vez incrementar la proteína (zanahoria, patata, huevo cocido, semillas).

Cola mojada: Es una infección bacteriana que sufren los hámsters y que causa una extrema diarrea. Una dieta desequilibrada y estrés también ayudan a la aparición de la enfermedad de cola mojada. Los síntomas son que el hámster come poco y se mueve muy lento y la zona de la cola y el ano se pone pegajosa y húmeda. Con los primeros síntomas hay que aislar al hámster enfermo de los demás hámsteres ya que se puede contagiar, y desinfectar bien la jaula. Hay que acudir al veterinario cuándo detectes los síntomas, allí le administraran el tratamiento adecuado. 

Dado que la deshidratación es la principal causa de muerte, es importante administrarle líquidos y una dieta equilibrada. Los alimentos y verduras licuadas son perfectas, y si no quiere comer, puedes probar a edulcorar con miel y ver si así despierta su apetito. 

Enfermedades de la piel: A los hámsters les afectan distintos tipos de bacterias, hongos y parásitos que dañan la piel y el pelaje. Los síntomas comunes de problemas con la piel son enrojecimiento de la piel, pérdida de pelo, llagas, piel seca y comezón. A continuación comentamos las mas importantes.

Ácaros: Los ácaros son pequeños parásitos que se alojan en la piel y producen picor. A causa del picor el hámster se rasca mucho, produce ansiedad y se irrita la piel. Puede llegar a caerse el pelo. Estrés, falta de higiene o mala alimentación, pueden ser la causa de este problema en el hámster. Existen sprays anti-ácaros, se puede aplicar en el pelo y pinar con un pequeño peine o cepillo de dientes.

Alergias: La ingestión de alimentos, dieta inadecuada o contacto con algunas sustancias pueden generar alergia. Se detecta a simple vista con enrojecimiento de la piel, llagas, se cae el pelo o tiene la piel seca. Los hámster suelen tener reacciones alérgicas al cedro, por lo que las virutas de este material no son recomendadas.

En caso de observar algún síntoma de alergia, hay que averiguar el motivo que lo genera. Puede ser algún alimento, producto de limpieza, desodorantes, plantas…

Una vez detectado el alérgeno, hay que retirarlo por completo del hábitat de hámster.

Si no se observa una mejoría, lo mejor es acudir a un veterinario. Después de realizar un diagnóstico, le suministrará el tratamiento adecuado y se descartan otras posibles enfermedades.

Piel grasienta: Si un hámster tiene la piel grasienta puede ser un signo de enfermedad, ya que puede ser debido a que entra en un estado de letargo. También es debido que su cama no esté limpia o no se cambia semanalmente, entonces su pelaje absorbe suciedad. Hay hámsters con piel grasienta debido sus genes. Los hámsters roborovski tienen tendencia a tener piel grasienta cuando tienen una edad avanzada.

Abscesos: Son bultos subcutáneos que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo del hámster. Pueden ser resultado de una infección bacteriana que entra en el cuerpo a través de una herida. Un síntoma es la inflamación, pudiendo llegar a romperse y liberar pus. Hay que acudir al veterinario para que drene el absceso y lo limpie.

En hámsters con edad avanzada, un bulto puede ser algo mas peligroso y podría tratarse de un tumor. Por lo que es conveniente que en cuanto localicemos un bulto acudamos a un experto.

Tiña: Si tu hámster tiene calvas en el pelo es muy probable de que tenga tiña. Se trata de un hongo que crece en la piel, pelos y uñas de los hámster generando una infección cutánea. Aparte de las calvas, se representa como unos parches rojizos con relieve y descamados que pueden supurar. Las uñas de los hámster con tiña también lucen un aspecto descolorido. Hay que acudir al veterinario para que te recete algún medicamento con griseofulvina y champú antifúngico. Debes usar guantes para tocar a un hámster con tiña.

La jaula debe estar siempre limpia y aireada, ya que este hongo prolifera mejor con una alta humedad. Las jaulas cerradas no son una buena opción.

Lunares: Si observas que a tu hámster le han salido lunares no tienes porque alarmarte. Suelen aparecer lunares debido a la edad, con la vejez es más común.

Problemas o enfermedades intestinales: La diarrea y estreñimiento son los desórdenes más comunes del intestino del hámster. Cuidando la alimentación del hámster se pueden prevenir algunas de ellas, aunque otras se contraen mediante bacterias. A continuación mencionamos algunas de ellas. 

Enfermedad de Tyzzer: Es una enfermedad digestiva que la causa la bacteria Clostridium piliforme, teniendo muchas coincidencias con la enteritis proliferativa (diarrea). Se contrae cuando los hámsters se comen las heces que contienen las bacterias. Es más común en los hámster jóvenes. Puede ser muy contagiosa, ya que las bacterias pueden formar esporas y se pueden extender por el hábitat o medio ambiente. Hay que limpiar y desinfectar la jaula, y si hay otros hámsters es recomendable que no tengan contacto hasta que esté todo limpio. 

Estreñimiento: El estreñimiento es una obstrucción del intestino que puede generar malestar abdominal, y consecuentemente dejar de comer. Puede ser causada por no ingerir suficientes líquidos o por que no ingiere suficientes verduras o frutas en su dieta. Una dieta con alto contenido en fibra evitará estreñimiento en el hámster. También puedes darle alguna gota de aceite de oliva, esto le ayudará a expulsar la obstrucción.

Prolapso rectal: Se reconoce un prolapso rectal cuando parte del recto sale por el ano del hámster. Esto puede ocurrir después de un caso severo de diarrea, estreñimiento o cola mojada. Hay que acudir al veterinario para que realice una cirugía. 

Piedras en la vejiga: Los síntomas cuando un hámster tiene cálculos en la vejiga se manifiestan con dolor, dificultad para orinar y gotitas de sangre en la orina. Las hojas de diente de león ayudan a aumentar la cantidad de orina para así poder expulsar los cálculos. Las verduras o alimentos empapados con agua o zumo de fruta también ayudan a aumentar la cantidad de orina. Un aumento de la vitamina C en su dieta también reducirá la producción de cálculos en la vejiga. 

Piometra: La piometra es una infección del útero, por lo que afecta a los hámsters hembra. Se manifiesta con secreción y orina con sangre e hinchazón abdominal. Esta enfermedad resulta mortal si no se trata, por lo que hay que acudir al veterinario para que evalúe la situación. En muchos casos, la única solución es extirpar el útero. La intervención quirúrgica prevendrá la rotura uterina y eliminará la infección y el riesgo de volver a tenerla.

Enfermedades de la vista: Hay que revisar periódicamente que los ojos no tienen legañas, no han aumentado de tamaño o tienen un color extraño ya que son síntomas de alguna afección. Los problemas más comúnes son cataratas, conjuntivitis o el glaucoma.

Conjuntivitis: Es la inflamación de la membrana conjuntiva del ojo (parte interna de los párpados), que hace que los ojos estén pegajosos. Algunos síntomas son enrojecimiento de los ojos, lagrimeo, legañas, aumento de los ganglios y frotamiento de ojos. La conjuntivitis la causan las reacciones alérgicas a lechos, una infección bacteriana, picaduras o alguna lesión interna. Hay que acudir al veterinario para que recete algún antibiótico o tratamiento. Podemos usar agua caliente y fricciones para eliminar la costra alrededor de los ojos o párpados.

Cataratas: Las cataratas suelen aparecer en la vejez del hámster, aunque también son un efecto secundario de la diabetes. Se producen cuando el cristalino del ojo se pone blanco y turbio, que consecuentemente el hámster pierde visión. Conforme avanza la enfermedad, la visión será más pobre ya que no existe tratamiento. Puesto que naturalmente la visión del hámster es muy pobre, no impide su movimiento, siempre que esté en el mismo nivel. Es bueno usar una jaula que tenga solo un nivel, para evitar caídas. 

Glaucoma: Se manifiesta con un aumento de tamaño o hinchazón de los ojos. Puede deberse a un mal manejo del hámster, por peleas o por apretar con fuerza en el pescuezo cuando lo cogemos. Para tratar un glaucoma hay que acudir al veterinario cuanto antes, puede que si es demasiado tarde tengan que extraer el globo ocular.

Accidente cerebro vascular: Se manifiesta si aparentemente ves al hámster con la cabeza inclinada a un lado o anda desequilibrado. Aunque estos síntomas también podrían ser causa de una infección respiratoria o del oído. Suele darse en hámsters con edad avanzada y durante la noche. Otra causa de accidente cerebrovascular puede ser el calor excesivo, así que su temperatura idónea es de entre 18ºC a 26ºC.

Incluso después de un accidente cerebrovascular, la vida del hámster puede ser normal. Aunque en algunos casos la inclinación de la cabeza puede permanecer. Si queda alguna secuela, lo más lógico es usar una jaula que solo tenga una planta para evitar accidentes y facilitar el acceso a la comida y la bebida. 

Problemas en los dientes: Los dientes de los hámsters son una herramienta muy valiosa. Si observas que los dientes tienen roturas puede ser a que la dieta sea baja en calcio y estos se debilitan. Siempre debe tener juguetes para roer, ya que los dientes nunca dejan de crecer. Si los dientes se hacen muy grandes pueden generar heridas en la boca o mandíbula y el hámster podría dejar de comer. 

Problemas en las uñas: El principal problema con las uñas, es cuando éstas se caen o están débiles debido a la falta de proteína en la dieta. La falta de proteína también puede generar caída de pelo, falta de crecimiento e infertilidad. Si se da éste caso, puedes añadir en su dieta habas, queso, guisantes y soja ademas de una dieta equilibrada y sana.

Otro problema que afecta a las uñas es su largura y su forma. Nunca se deben cortar las uñas de un hámster, a no ser que éstas se estén doblando o retorciendo. Para cortar las uñas, debes usar un pequeño corta-uñas especial para pequeños animales o cachorros. Un consejo para mantener la forma natural de las uñas es poner una piedra en la jaula para que el hámster ande pon encima y rasque. 

Cáncer: A menudo es una enfermedad tratable, aunque después de eliminar los tumores pueden volver a crecer. Se diagnostican debido a pequeños bultos que salen, y se diferencian en tumores internos o tumores externos. Las probabilidades de padecer cáncer aumentan conforme avanza la edad del hámster. 

Los tumores internos son más difíciles de identificar, y sus síntomas vienen acompañados de pérdida de peso, letargo, apatía y algún pequeño bulto. Sin embargo, los tumores externos se detectan fácilmente ya que son bultos duros que crecen rápidamente con el tiempo. En ambos casos es necesaria una intervención quirúrgica y tratamiento. Cuanto antes se practique, más probabilidad de tener un tratamiento con éxito. 

Quistes: Son cavidades llenas de líquido y aveces acompañadas de material semi-sólido o aire. La zona a la que afectan los quistes está más hinchada. Un veterinario debe drenar el quiste y tratarlo, aunque con el tiempo puede volver a aparecer. 

Quistes ováricos: Se dan en las hembras que nunca han dado a luz. Sus síntomas son flujo vaginal con sangre y aumento de tamaño del vientre. Detectados estos síntomas, hay que acudir al veterinario para que extraiga los quistes con una histerectomía. 

Convulsión: Se trata de una enfermedad hereditaria y si es detectada, estos hámsters no deben tener descendencia. Sus síntomas son temblores en las patas y movimientos sin control. Abren la boca y suelen dejar la lengua de fuera, la mirada parece opaca y en ocasiones pueden tener diarrea o hacer pis sin control. 

No existe ninguna cura o solución, lo único que se puede hacer es tratar de tranquilizar al hámster. Debes mantener la calma y hablar con una voz tenue, puedes poner la mano alrededor de la jaula para que detecte tu olor y ayude a calmarse. 

 

Curiosidades de los hámsters

  • El nombre hámster proviene del alemán hamstern que significa almacenar. Ya que estos pequeños guardan su comida en los sacos bucales. 
  • Aproximadamente en 1930 comenzó su domesticación, cuando un zoólogo encontró una madre y sus crías en el desierto de Aleppo (Siria).
  • Los hámsters viven un promedio de 3 años, aunque pueden durar entre año y medio y 4 años.
  • El periodo de gestación dura 16 días y la camada puede ser de entre 4 y 12 crías.
  • Pueden comenzar a reproducirse a partir de los 45 días de vida.
  • Se dice que una hembra fértil está en un ambiente con temperaturas altas parirá más machos que hembras. Por lo contrario, si está en un ambiente de temperaturas bajas parirá más hembras que machos. 
  • No distinguen colores ya que ven en blanco y negro y su campo de visión sólo alcanza unos 15 cm de largo.
  • Frotan sus glándulas contra objetos para dejar su olor y así reconocer el camino por donde han pasado. 
  • Sus dientes siempre están creciendo.
  • En libertad, la madriguera de los hámsters se encuentra bajo tierra. Pueden estar entre 1-2 metros de profundidad y tener hasta 10 metros de extensión. 
  • Según dicen, son capaces de recordar su nombre y reaccionan cuando se les llama.
  • Son omnívoros, pueden comer tanto alimentos vegetales como animales.
  • Un dato interesante es que son animales nocturnos, pero en cautividad se les ve activos también durante el día.
  • Los hámsters son muy territoriales, esto puede causar peleas.

 

Jaulas para hámsters 

Es muy importante elegir una jaula para hámster que se adapte a sus necesidades. Lo principal es saber cuánto va a crecer, y comprar una jaula de hámster concorde a su tamaño. Es preferible tener una jaula espaciosa ya que debemos poner bastantes enseres (comedero, bebedero, rueda, cama, tubos, letrina). 

Las paredes de la jaula debe ser de barrotes de metal horizontales y con una separación entre barrotes de unos 0´60 cm así evitamos que pueda sacar la cabeza y al ser abierta mejora la ventilación. El suelo de la jaula debe ser de plástico y que no tenga barrotes ya que puede quedarse atrapado de alguna pata y lastimarse. 

Es necesario meter dentro algunos accesorios para su día a día pero también debemos dejar espacio para desplazarse y se mantenga activo. Un plato para usar de comedero y que esté cercano a su casita o nido. El bebedero de tipo chupete es la mejor opción, así no se moja el suelo. Una casita para usar a modo de madriguera y que pueda dormir y esconderse cuando se sienta vulnerable. Y por supuesto no puede faltar una rueda para corretear y andar.

El suelo debe estar cubierto por un lecho o sustrato. Son animales que les encanta excavar y por lo tanto no puede faltar. Existen varios tipos en el mercado (papel reciclado, aserrín, virutas de madera, alfalfa, pacana, maíz), pero no debemos poner paja o virutas de cedro ya que son perjudiciales. 

Puedes elegir tu jaula para hámster aquí.

Transportín para hámsters

A la hora de hacer viajes de poca duración y no queremos llevar la jaula, podemos utilizar los transportines pensados para estos casos. Son ideales para visitas al veterinario y viajes. Suelen estar fabricados de plástico y llevan asas para poder agarrarlos cómodamente. Tienen rendijas para la ventilación, pero como inconveniente es que no suelen tener espacio para poner comederos, bebederos ni juguetes. Solo hace falta poner sustrato y algo de material para que fabrique su cama, y algo de comida suelta. 

Existen distintos modelos y tamaños de transportines, con lo cual debes elegir el que mas te guste y mejor prestaciones te de. Pincha aquí para encontrar transportín para roedores.

¿Cómo limpiar la jaula del hámster?

Si tu hámster huele mal no implica que debas bañarlo, mejora la limpieza de su jaula. Por naturaleza los hámsteres no son animales sucios, podemos verlos varias veces al día limpiándose con sus patitas. Sin embargo somos nosotros quienes somos responsables de limpiar su jaula, bebedero y juguetes.

Para tratar de garantizar la limpieza y que el hámster no enferme debemos limpiar una vez por semana la jaula. Empezando por los comederos y los bebederos usamos agua caliente con jabones suaves de uso veterinario para desinfectar los recipientes. Para limpiar los barrotes de la jaula usaremos un cepillo y así eliminaremos la suciedad y otros parasitos o microorganismos. Si no desaparece toda suciedad, hay que sumergir la jaula en agua caliente para facilitar la limpieza.

Hay que retirar la arena, viruta o el heno del fondo de la jaula así como también las deposiciones para que no se conviertan en una fuente de infección. Usando agua caliente para desinfectar el fondo y si hay suciedad agarrada usamos una espátula y un cepillo de dientes. No hay que usar productos muy fuertes o agresivos, ya que su olfato es muy sensible y los limpiadores químicos dejan un potente rastro de olor.

¿Cómo diferenciar el sexo de los hámsters?

Los hámsters alcanzan la madurez sexual muy temprano, a los 35 días y en los adultos es más fácil su distinción. Una pista evidente es que los machos suelen ser mas grandes que las hembras, pero puedes fijarte en la parte inferior de la cola. Para determinar el sexo de los hámsters tienes que esperar al momento oportuno. No les gusta estar panza arriba, por lo que es bueno escoger un momento en el que esté relajado para que no nos muerda. 

  1. Lo primero trata de acariciarlo y darle algún alimento para que se sienta cómodo y relajado. Si está dormido o lo notas nervioso es mejor que lo intentes otro momento.
  2. Debes anticipar una posible caída. Colocando una toalla debajo o algún objeto acolchado para evitar lesiones, ya que es algo que les incomoda. La forma más correcta de cogerlo es colocando la palma de la mano bajo su cuerpo y con la otra cógelo por la piel de entre los omóplatos, de esta forma evitaras que te muerda.
  3. Coloca al hámster boca arriba sujetándolo bien por la parte del lomo. Observa su parte trasera, en la parte inferior de la cola. Los machos tienen entre el ano y el órgano sexual una distancia mayor que la que las hembras, que están casi pegados. 
  4. En las hembras también se pueden ver dos líneas de mamas en el vientre.
  5. Otra diferencia significativa es que los machos tienen unos testículos prominentes y se aprecia en la parte trasera que tiene dos bultos. 

Aquí dejo un pequeño video que aclara como saber si un hámster es macho o hembra.