Saltar al contenido

¿Cómo cuidar una zarigüeya? o ¿Cómo cuidar un tlacuache?

¿Qué es un tlacuache?

El tlacuache o zarigüeya es un mamífero marsupial endémico de Suramérica pero que actualmente está presente en todo el continente Americano. Existen un centenar de especies dentro del orden Didelphimorphia. Son animales pequeños con un tamaño similar al de un gato doméstico. De naturaleza semi-arbóreos, tienen una gran habilidad escaladora gracias a sus garras y cola prensil. Son omnívoros, y según la especie comen distintas cantidades de verduras, frutas y carnes. Según en que parte del planeta te encuentres se las conoce también como zarigüeya, zorra mochilera, raposa, tacuazín, tlacuache común, rabipelado, chucha, fara.

¿De dónde proceden las zarigüeyas?

Las zarigüeyas es el único marsupial originario de América del Sur. Actualmente las zarigüeyas habitan desde Argentina hasta Estados Unidos, donde existen casi 100 especies diferentes de este mamífero. Es uno de los mamíferos más antiguos del planeta, ya que se han encontrado fósiles de esta especie que datan de hace 65 millones de años. También se usan otros nombres para identificar a este mamífero como tlacuache común, raposa, rabipelado, chucha, fara o Tacuazín.

Comportamiento de las zarigüeyas

Las zarigüeyas son animales nocturnos. Durante el día, su actividad desciende y pasa el tiempo descansando en su madriguera. Pasan mucha parte del día durmiendo, llegando hasta las 19 horas. Suelen ser animales solitarios y habitan en zonas donde existen gran cantidad de recursos y pueden refugiarse en madrigueras. Son nómadas, por lo tanto cuando empieza a escasear algún recurso cambian de zona en la que viven.

Solo se suelen relacionar con su misma especie en la época de reproducción. Ésta época incluye la copulación y la crianza de los pequeños.

El comportamiento de las zarigüeyas es bastante imprevisible, ya que es un animal muy nervioso y activo. Aunque es totalmente inofensivo, si se tiene en unas buenas condiciones se pueden volver agresivas.

Algo muy curioso es su mecanismo de autodefensa. Cuando se sienten amenazados o están en peligro, utilizan la tanatosis como método de supervivencia. Se trata de una respuesta fisiológica e involuntaria que se asemeja a un desmayo con la que imita a un animal muerto.

¿Qué comen las zarigüeyas? o ¿Qué comen los tlacuaches?

Las zarigüeyas son animales omnívoros, así que puede comer de todo. Su dieta se basa en comer hojas, flores, frutas, insectos e incluso algunos mamíferos pequeños, reptiles y aves. En libertad presenta una atracción por la sangre. En ocasiones son feroces con sus presas, de las cuales solo succiona la sangre, dejando la carne intacta.

No existe una comida comercializada específica para zarigüeyas, así que hay que hacer una dieta casera con los productos que tenemos a mano.

Para que tu zarigüeya esté sana, necesita tener una dieta variada que incluya vegetales, frutas y alimentos ricos en proteína como pollo hervido, yogur o huevo. También pueden comer comida de perro o de gato.

¿Cómo limpiar una zarigüeya?

En cuanto a la higiene del tlacuache o zarigüeya, debes saber que no es recomendable bañarla. Evita también el uso de productos químicos que pueden generarle algún problema de salud o daños. La verdad que son animales muy limpios y dedican bastante tiempo a su higiene. Después de cada comida suele limpiarse las patas y la cara, acicalándose también parte del cuerpo.

Si desprende mucho olor, o tiene alguna mancha grasienta o de algún producto, puedes utilizar una toalla húmeda y frotar para eliminar los restos de suciedad.

Para mantener una buena higiene hay que limpiar la jaula una vez por semana. También hay que sustituir el lecho cada 3-4 días, de esta forma se eliminan los restos de heces y pis.

Enfermedades de las zarigüeyas

Las zarigüeyas son animales que no suelen sufrir problemas de salud importantes. Existen numerosos estudios que afirman que las zarigüeyas tienen un sistema inmunológico muy potente, que le dota una alta resistencia a distintos tipos de virus como la rabia, la parvovirosis, o la hepatitis. Los científicos atribuyen esta resistencia a su baja temperatura corporal (entre 34ºC y 37ºC), que dificulta que se desarrollen los virus.

Se cree que las zarigüeyas son resistentes a otras enfermedades conocidas, pero esto, aún está pendiente de estudio.

Si que es cierto que pueden ser portadoras de garrapatas, piojos, ácaros y pulgas. Estos parásitos externos sí que pueden ser portadores de otras patologías. Por lo tanto se debe prestar especial atención a la desparasitación.

Este artículo es meramente informativo. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Curiosidades de las zarigüeyas

  • Las zarigüeyas son mamíferos marsupiales originarios de Suramérica.
  • Habitan la Tierra desde hace 60 millones de años, sin cambiar su morfología.
  • Son animales nómadas.
  • Dedican mucho tiempo para el aseo.
  • Aunque visualmente se parecen a las ratas, no son roedores. De echo, están más cerca de los canguros.
  • Es un animal omnívoro. Se alimenta de frutas, insectos, reptiles, anfibios, huevos y algunos desperdicios que dejamos en la basura.
  • En México, a las zarigüeyas se las conoce como tlacuaches.
  • El nombre tlacuache viene de la palabra náhuatl tlacuatzin, que significa “el pequeño que come fuego”.
  • En la Península de Yucatán y en Chiapas también se les conoce como zorros o zorritos.
  • Tienen una vista muy pobre.
  • Son animales lentos.
  • Cuando se sienten en peligro, entran en un estado de coma simulando estar muertos. De esta forma alejan a sus depredadores.
  • Aunque cuando tiene que proteger a sus crías saca su lado más noble y pelea.
  • Las hembras alcanzan la madurez a los 6 meses de edad.
  • Sus crías viajan en su lomo.
  • Su embarazo dura 13 días.
  • Pueden llegar a tener hasta 20 crías
  • Al nacer, las crías están poco desarrolladas y terminan desarrollándose en el marsupio de la hembra.
  • Tienen un sistema inmunológico muy fuerte.
  • Las zarigüeyas en cautividad viven unos 4 años de media.
  • Existen unas 100 especies de zarigüeyas.
  • Es un animal con una habilidad escaladora excelente, sus garras y su cola prensil les da mucha facilidad a la hora de escalar.

¿Cuántas crías pueden tener los tlacuaches? ¿Cuántas crías tienen las zarigüeyas?

Los tlacuaches o zarigüeyas pueden tener un gran número de crías. Normalmente la cifra oscila entre 4 y 21 crías por parto. Suelen tener dos partos por año, aunque a veces, algunas hembras pueden tener un tercer parto en el último trimestre del año. La hembra sólo tiene 13 pezones en el marsupio, por lo que las crías que no llegan a tiempo no sobrevivirán.

¿Cuál es el periodo de gestación de la zarigüeya?

Las zarigüeyas tienen un periodo de gestación muy corto. La duración es de apenas 12-13 días. Al nacer, las crías tienen el tamaño de una abeja y no están desarrolladas completamente. Los recién nacidos migran inmediatamente hacia el marsupio, donde se encuentran los pezones de los que se alimentarán entre 90 y 108 días.

¿Qué es el marsupio de los tlacuaches?

El marsupio es la característica más llamativa de la familia de los marsupiales, de la que pertenece la zarigüeya o tlacuache. Como los canguros y otros tantos animales, las hembras tienen un marsupio o bolsa externa en el vientre. El marsupio cumple la función de proteger y alimentar a las crías durante varias semanas tras la gestación intrauterina. Este marsupio está formado por pliegues de piel que recubren los pezones y los órganos mamarios.

¿Hay zarigüeyas en España?

Aunque estos marsupiales tienen una gran capacidad de adaptación al medio, no podemos encontrar zarigüeyas salvajes en España.

Este animal, por lo general vive en zonas tropicales y templadas como las zonas de México.

¿Qué jaula necesita una zarigüeya?

No es recomendable tener la zarigüeya suelta por casa. Por lo tanto necesitan un espacio habilitado para ellas en el que recrear su hábitat. Se debe adaptar nuestra casa a la mascota, no la mascota a nuestra casa.

Puedes optar por una jaula para conejos, ya que por tamaño puede resultar la mas óptima. Cuanto más amplia sea, mucho mejor. Dentro de la jaula debe haber ramas, troncos y cuerdas por las que pueda trepar y jugar. Es muy importante también que tenga un refugio donde poder esconderse y poder descansar. Se recomienda una temperatura ambiente de unos 22 grados, aunque soportan bien las temperaturas que oscilan entre 10ºC y los 30ºC. Dentro de la jaula, la zarigüeya hará sus deposiciones en un lugar concreto, que se tiene que cubrir con papel o cilindros de papel prensado.

Si está dentro de casa no necesita ningún requerimiento especial, pero si está viviendo en el exterior si que puede requerir una fuente de calor para los meses de invierno.